Patricia Bullrich desmintió que el gobierno de Mauricio Macri haya apoyado un “golpe de Estado” en Bolivia: “Se hizo todo lo contrario”

·3  min de lectura
La exministra de Seguridad de la Nación criticó duramente a quien ocupa el cargo hoy y fue muy dura con la manera en que el presidente enfrentó la pandemia de coronavirus
Enrique Villegas

La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, desmintió hoy la denuncia de Bolivia contra el gobierno del expresidente Mauricio Macri, acusado de haber aportado “material letal” en apoyo a un “golpe de Estado” contra el exmandatario Evo Morales. En su defensa, la exministra de Seguridad aludió al pedido de disculpas que el presidente Alberto Fernández le envió el jueves a su par Luis Arce por ese motivo, y afirmó: “Se hizo todo lo contrario a lo que manifiesta”.

Alberto Fernández “se disculpó” ante el presidente de Bolivia, que acusó a Macri de apoyar un “golpe de Estado”

Contrariamente a las afirmaciones del canciller boliviano, Rogelio Mayta, quien denunció el envío de armamento desde la Argentina en 2019 “para que se pueda reprimir la protesta social y consolidar el gobierno que rompía el orden constitucional” de su país, Bullrich sostuvo: “Nuestro país colaboró con Bolivia enviando gendarmes para proteger la Embajada de Argentina en La Paz, en la que se encontraban miembros del gobierno de Evo Morales, incluido su Ministro del Interior, protegidos en nuestro territorio”.

Asimismo, destacó la evacuación por parte de Gendarmería Nacional de periodistas argentinos y funcionarios del gobierno boliviano de un hotel en el que “estaban en peligro”, para luego asegurar su entrada a la Argentina por la provincia de Salta, donde pidieron asilo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Todo esto fue público y se transmitió en directo por todos los medios; incluso la llegada de los gendarmes argentinos en un avión Hércules”, continuó la exfuncionaria del cuestionado gobierno, para luego referirse al pedido de disculpas que Fernández le envió a su par boliviano el jueves por la noche.

“Se hizo todo lo contrario a lo que manifiesta el Presidente: se ayudó a los funcionarios de Evo Morales, se resguardó la Embajada Argentina y a los periodistas que estaban bajo el asedio de los manifestantes”, sostuvo, y cerró: “Nunca pasó por mis manos pedido alguno de material para la Fuerza Aérea Boliviana”. Este argumento había sido esgrimido previamente por el excanciller argentino, Jorge Faurie, quien señaló que la cartera a su cargo “no tuvo ningún tipo de intervención de envío de material”.

La carta de Fernández

Después de que Mayta acusara al macrismo por el presunto envío a Bolivia de 40.000 cartuchos AT 12/70 [la sigla refiere a munición “antitumulto”, más conocida como “balas de goma”], 18 gases lacrimógenos en spray MK-9, cinco gases lacrimógenos MK-4, 50, granadas de gas CN, 19 granadas de gas CS y 52 granadas de gas HC, Fernández le envió a Arce una carta en la que dijo sentir “vergüenza” y “dolor” por la actitud de su antecesor.

Quiero pedirle disculpas a su gobierno y a su pueblo en nombre del pueblo argentino. Se constató que desde nuestro país se remitió una partida de material que no puede ser interpretada sino como un refuerzo a la capacidad de acción de las fuerzas de sediciosas (sic) contra la población boliviana en esos días. Se trató de una colaboración decidida por el gobierno del entonces Presidente Mauricio Macri con la represión militar y policial que sufrieron quienes defendían el orden institucional en su país”, sentenció el mandatario, quien aseguró que la denuncia está siendo analizada por un grupo interdisciplinario de expertos independientes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.