Patricia Bullrich criticó los despidos de gremialistas del IOMA que denunciaron corrupción: "El kirchnerismo siempre del lado equivocado"

LA NACION
·2  min de lectura
La presidenta de Pro, Patricia Bullrich, criticó los despidos de gremialistas en el IOMA y apuntó contra el kirchnerismo
Fuente: Archivo - Crédito: Enrique Villegas

La presidenta de Pro, Patricia Bullrich, criticó hoy los despidos de gremialistas del IOMA que dijeron estar sufriendo una persecución política y una represalia a denuncias de corrupción presentadas contra la cúpula de la obra social.

"Despiden a gremialistas que denunciaron corrupción y piden el indulto y la liberación de ex funcionarios presos por delitos similares. El kirchnerismo siempre del lado equivocado, no importa cuando leas esto", sostuvo Bullrich en su cuenta de Twitter. Acompañó su mensaje con una imagen del título de la noticia dada a conocer hoy por LA NACION.

IOMA, cómo funciona la obra social que La Cámpora quiere reformular

El IOMA es una gigantesca obra social -la más grande de la provincia de Buenos Aires- con más de dos millones de afiliados y un presupuesto de casi el 8% del PBI bonaerense. La dirige el militante de La Cámpora Homero Giles, un médico formado en Cuba que fue funcionario del Ministerio de Salud durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner.

Las autoridades del IOMA despidieron la semana pasada a seis gremialistas del Sindicato Único de Profesionales, Trabajadores y Técnicos del IOMA (Supttioma) -gremio vinculado a la Coordinación General de Trabajadores Estatales (Conagres)-, entre los que se encuentra el presidente, Idelmar Seillant, quien lleva quince años en la institución y ha denunciado múltiples irregularidades en los manejos de la caja de salud provincial durante distintos gobiernos.

Según Seillant, su despido fue "un acto sin antecedentes, irregular, antidemocrático y antijurídico" y está ligado a una denuncia de sobreprecios que él presentó. En el IOMA, en cambio, dicen que su contratación era irregular y que el gremialista estaba "de los dos lados del mostrador" porque era auditor y prestador.

Seillant encabeza una campaña para revertir los despidos, que, según lo anunciado, incluirá una manifestación el próximo 3 de febrero en las calles de la ciudad de La Plata.