Patrice Lumumba, el regreso del héroe de la independencia

·1  min de lectura

La peregrinación de nueve días por los lugares que marcaron la vida del héroe nacional congoleño Patrice Lumumba concluyó esta semana en Kinshasa, donde el féretro fue depositado el jueves en un mausoleo, coincidiendo con el 62º aniversario de la independencia del país. Lumumba se convirtió en un ícono anticolonial cuando se proclamó la independencia congoleña de Bélgica el 30 de junio de 1960, al pronunciar un ardiente discurso contra el racismo de los colonos.

Derrocado en septiembre de 1960, Patrice Lumumba fue hecho prisionero por los separatistas de la región sur de Katanga y mercenarios belgas, quienes lo ejecutaron junto a sus colaboradores Maurice Mpolo y Joseph Okito, el 17 de enero de 1961. Sus cuerpos nunca fueron hallados pues fueron colocados en ácido para que se disolvieran. A principios de junio, el rey Felipe de Bélgica, de visita por primera vez en RDC, reiteró en Kinshasa su "profundo pesar por las heridas" infligidas durante la colonización El gobierno belga entregó el 20 de junio a familiares del héroe independentista, una pequeña caja azul brillante que contenía un diente, el único resto conservador del héroe de la independencia.

RFI conversó con Germain Ngoie Tshibambe, profesor de Relaciones Internacionales de Universidad de Lubumbashi en la RDC:

RFI; ¿Es posible imaginar relaciones apaciguadas entre la RDC y Bélgica?

Ngoie Tshibambe: "Creo que imaginar relaciones napaciguadas entre el Congo y la antigua potencia es sin duda una perspectiva interesante. Hay dos, partes el Congo y Bélgica, seria necesario que algún momento se pueda analizar para saber que quieren los congoleños y hasta donde Bélgica puede asumir y reconocer su responsabilidad en los hechos ocurridos.


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.