Patagonia: piden cambiar una polémica ley que impide resolver los conflictos territoriales

·3  min de lectura
El foro Consenso Bariloche se realizó en el Hotel Inacayal
Marcelo Martínez

SAN CARLOS DE BARILOCHE.– El 1° Foro de Consenso Bariloche, que nació con la idea de abordar los conflictos territoriales en la Patagonia, terminó hoy con un pedido de modificación de la ley 26.160. A partir de la palabra de diversos expositores que participaron del encuentro en el Hotel Inacayal de esta ciudad, se desprendió la necesidad de una convocatoria transversal que incluya a todos los sectores involucrados en las problemáticas abiertas y que pongan fin a las “decisiones centralizadas del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI)”.

Presencialidad plena: el Gobierno propone reducir a 90 centímetros la distancia en el aula

La ley 26.160, sancionada en 2006, declaró “la emergencia en materia de posesión y propiedad de las tierras que tradicionalmente ocupan las comunidades indígenas originarias del país, cuya personería jurídica haya sido inscripta en el Registro Nacional de Comunidades Indígenas u organismo provincial competente o aquellas preexistentes”.

“Sabemos que diputados del Frente de Todos trabajan en una nueva prórroga de esa ley, que tenía un plazo de cuatro años y ha sido infinitamente prorrogada. La función principal de esa ley era hacer un relevamiento de las tierras ocupadas y no hacer un otorgamiento sin consulta previa”, indicó la diputada nacional Lorena Matzen (UCR), que propone una modificación de la norma que incluya a todas las partes involucradas.

Tanto la legisladora como la secretaria Legal y Técnica de la Municipalidad de Bariloche, Mercedes Lasmartres, y distintos abogados que expusieron hoy sus ideas en el foro coincidieron en señalar que, hasta ahora y a partir de diversas resoluciones del INAI, se han tomado decisiones sin darle participación al municipio ni a la provincia de Río Negro. Aunque estaba invitada la presidenta del organismo, Magdalena Odarda, no asistió al foro.

En la puerta del hotel, donde se realizó el foto, hubo protestas de grupos mapuches y muestras de apoyo de organizaciones libertarias
Marcelo Martínez


En la puerta del hotel, donde se realizó el foto, hubo protestas de grupos mapuches y muestras de apoyo de organizaciones libertarias (Marcelo Martínez/)

Unilateral

De hecho, una de las problemáticas actuales en Bariloche tiene que ver con el futuro Parque Central: unas 2900 hectáreas de las 3600 que forman parte del proyecto protagonizan diferentes reclamos de comunidades que viven en esa zona. El municipio viene denunciando que el INAI actúa de forma unilateral al reconocer la posesión de las tierras y eso impide la planificación del parque en tierras de interés público.

Entre los participantes también estuvo el abogado constitucionalista Daniel Sabsay, que planteó la tensión que existe en muchos conflictos entre el derecho a la propiedad privada y el de la propiedad comunitaria indígena, así como la necesidad de “armonizarlos para evitar su destrucción recíproca”.

“La ley 26.160 resulta aplicable a aquellas comunidades registradas que ocuparon las tierras en disputa de generación en generación. Deben evitarse los despojos de tierras que sufren las comunidades originarias y ser protegidos sus derechos constitucionales y, a su vez, sancionarse las conductas dolosas de aquellos grupos que, sin ser comunidades registradas y sin cumplir con el recaudo de ocupación ancestral, pretenden sacar ilegítimo provecho de la tutela que otorga la ley 26.160”, agregó Sabsay.

Además del testimonio de familias que viven en distintos puntos de Río Negro y que han sufrido usurpaciones y robos en los últimos años de parte de grupos violentos, la toma de tierras en Villa Mascardi –que comenzó en noviembre de 2017– estuvo en la agenda de la mesa de consenso. “No somos antimapuches, somos antidelincuentes. En Villa Mascardi convive pacíficamente la comunidad Wiritray, que es auténticamente mapuche. De hecho, iban a participar hoy del foro y fueron amedrentados por los delincuentes usurpadores”, afirmó Diego Frutos, presidente de la Junta Vecinal de Villa Mascardi y propietario de La Cristalina, que fue vandalizada en 2020.

En ese sentido, además de las posibles soluciones a los conflictos de tierras, los expositores dejaron en claro la diferencia entre las usurpaciones violentas de aquellas que no lo son, e incluso entre los reclamos legítimos y aquellos que se originan en “cuestiones ideológicas y económicas”.

En tanto, durante la mañana, en la puerta del hotel donde se realizó el foro se produjeron enfrentamientos entre miembros de comunidades mapuches y jóvenes libertarios que sostenían banderas argentinas y otras con la inscripción NOS Río Negro.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.