Patagonia en llamas: polémica por el presupuesto del Sistema Federal de Manejo del Fuego

Constanza Bengochea
·6  min de lectura
Incendios en la Patagonia
Incendios en la Patagonia

El crecimiento de los incendios en el país es alarmante. Actualmente, centenares de familias han sido evacuadas en varias localidades de las provincias de Chubut y Río Negro. Mientras tanto, en el presupuesto 2021, el Estado destinó una partida menor para el manejo del fuego, en términos reales, que en 2019.

Según un informe del Estado del Ambiente realizado por la Secretaría de Gobierno de Ambiente, durante el período 1998-2017 la superficie total de bosque nativo afectada por incendios fue de 6.062.712 hectáreas, y el promedio anual del período fue de 303.136 hectáreas. En 2020, según el Servicio Nacional de Manejo del Fuego, se quemaron más de un millón de hectáreas.

En lo que va del 2021, más de 40.000 hectáreas resultaron afectadas por incendios a lo largo de todo el país. Entre enero y febrero de este año se registraron 2500 focos de incendios en el Delta, que se agregan a las miles de hectáreas perdidas en la Patagonia.

Para dar una dimensión de la superficie afectada por los incendios, un análisis de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) indica que las 1.106.621 hectáreas quemadas a noviembre de 2020 equivalen a 55 veces la superficie de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 16 veces el Parque Nacional Iguazú o la superficie total de Qatar.

Y más allá de la merma en el presupuesto asignado al Sistema Federal de Manejo del Fuego, históricamente, las partidas fueron subejecutadas. Es decir que ni siquiera se utilizó la totalidad del monto destinado a prevenir y controlar el avance de las llamas. Desde el Gobierno anuncian ahora la creación de un Fideicomiso para incrementar los recursos para tal fin.

Incendios en la Patagonia Las provincias de Chubut y Río Negro se ven afectadas por las llamas; según el ministro Cabandié, los focos fueron iniciados de forma intencional

¿Cómo se maneja el fuego en el país?

En nuestro país, las leyes 26.562 y 26.815 regulan el manejo del fuego. La primera establece los presupuestos mínimos de protección ambiental para el control de las actividades de quema en todo el territorio nacional y prohíbe aquellas que no cuenten con la debida autorización expedida por la autoridad.

Por otra parte, la ley 26.815 de Manejo del Fuego, sancionada en 2013, que establece los presupuestos mínimos de protección ambiental en materia de incendios forestales y rurales, dispone la creación de un Sistema Federal de Manejo del Fuego, que es coordinado y administrado por el Servicio Nacional de Manejo del Fuego y desde el año pasado funciona bajo la órbita del ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. En el 2017, a través del decreto nacional 746/2017, modificatorio de la Ley de Ministerios, se había designado como autoridad de aplicación al ministerio de Seguridad de la Nación.

Entre los principales objetivos del sistema se encuentran la protección y preservación del ambiente y de las personas afectadas al combate de incendios; el establecimiento de los mecanismos para una eficiente intervención del Estado en las situaciones que demanden acciones y operaciones de prevención, presupresión y combate de incendios y la promoción de la concientización de la población sobre el impacto de los usos del fuego, fomentando el cambio de los hábitos perjudiciales para el ambiente.

Para el cumplimiento de estos objetivos, el Gobierno nacional dispone anualmente la asignación de una partida presupuestaria.

El 95% de los incendios son causados por actividades humanas
El 95% de los incendios son causados por actividades humanas


El 95% de los incendios son causados por actividades humanas

María Marta Di Paola, de la FARN, explicó a LA NACION que en el año 2021 se fijó para el manejo de fuegos “casi el mismo presupuesto que hace dos años, el 2019”. La especialista aclara que en 2020 no hubo presupuesto por la pandemia. De esta manera, el ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible contará con 282 millones de pesos para acciones del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, apenas 300.000 pesos más que en 2019. “Si uno se pone a pensar, es el mismo presupuesto, pero en términos reales disminuyó porque no cubre la inflación acumulada en los últimos dos años”, puntualizó.

Si bien el monto asignado para el manejo del fuego en la integridad del presupuesto históricamente representa una porción mínima, en el 2021 es aún menor. “En el 2017 esta partida representaba el 0,01% del presupuesto nacional y en 2021 tan solo el 0,003%”, precisó Di Paola.

Otra circunstancia inquietante que señaló la especialista es la subejecución de las partidas asignadas. “Lo poco que hay no se usa en su totalidad. Es dinero que se presupuesta, pero que no va a la actividad para la que estaba destinada. No sabemos si se destina a otra actividad”, dijo.

Concretamente, entre 2017 y 2019 se ejecutó aproximadamente el 80% del presupuesto asignado para el manejo del fuego mientras que, en 2020, según datos recientemente actualizados por la entidad, quedó pendiente de ejecución más del 30%.

El incendio forestal en la zona de El Hoyo y Golondrinas, en cercanías de El Bolson, consumió decenas de viviendas
Martinez Marcelo


El incendio forestal en la zona de El Hoyo y Golondrinas, en cercanías de El Bolson, consumió decenas de viviendas (Martinez Marcelo/)

Según la experta, los incendios acarrean un gravísimo impacto sobre el medio ambiente y estiman que el costo de reparación podría alcanzar, dependiendo de la biodiversidad del ecosistema, “entre los 1100 y 3700 millones de dólares, no existe ninguna partida ambiental que cuente con este presupuesto”, dijo. Según el Servicio Nacional de Manejo del Fuego, el 95% de los incendios son causados por actividades humanas.

El especialista en manejo de fuego Nicolás Alejandro Mari, investigador del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), dijo a LA NACION que es necesario contar con “mayores inversiones para el sector”, porque “el desequilibrio climático” que estamos viviendo hace “los fuegos sean cada vez más intensos, más incontrolables, y los recursos, escasos”. El experto señala la necesidad del aumento de sistemas de alerta y de respuesta temprana hasta campañas de concientización ambiental para la sociedad.

Así quedaron las zonas arrasadas por el fuego en la zona del El Bolsón y alrededores
Marcelo Martínez


Así quedaron las zonas arrasadas por el fuego en la zona del El Bolsón y alrededores (Marcelo Martínez/)

La novedad en la materia en el presupuesto vigente es que, por primera vez, aparece la creación de un Fideicomiso para integrar el Fondo Nacional del Manejo del Fuego, como adicional a las partidas presupuestarias que anualmente se le adjudican. Este fondo que estaba previsto por la ley 26.815 desde el 2013 nunca fue constituido.

Fuentes del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible explicaron a LA NACION que para el 2021 “quintuplicarán” el presupuesto ejecutado en 2020 con la implementación de un fideicomiso con alícuota del tres por mil de pólizas de seguro (excepto seguros de vida). De esta forma, proyectan una recaudación de 2.600 millones de pesos. Si bien aún el Fideicomiso no está operativo, planean que lo esté a fin de mes. “Hoy no tenemos un problema de recursos”, aseguraron las fuentes cercanas al ministro Juan Cabandié.

Impactantes imágenes de los incendios en El Bolsón
Gentileza Noticias de El Bolson


Impactantes imágenes de los incendios en El Bolsón (Gentileza Noticias de El Bolson /)

En horas de la tarde del viernes, en redes sociales, el monto se incrementó y Cabandié posteó bajo la consigna “fortalecimos el servicio” que “el presupuesto 2021 para el Servicio Nacional de Manejo del Fuego es 7 veces superior al del 2020″, y estiman que será de 3.000 millones de pesos.

Según la especialista de FARN: “Ante un tema tan sensible, sabiendo que el año pasado fueron terribles las pérdidas por incendios, este fideicomiso debió considerarse prioridad para este año, sabiendo que el sur durante el verano es muy afectado por el fuego”.