Los pasteles de jeringa de una panadería alemana ayudan a superar el COVID

·1  min de lectura
Foto del viernes del dueño de Schuerener Backparadies, Tim Kortuem, haciendo pasteles con forma de jeringa en Dortmund

BERLÍN, 8 ene (Reuters) - Una cucharada de azúcar ayuda a tomar los medicamentos en una panadería de la ciudad de Dortmund, al oeste de Alemania, que está celebrando el año de la vacuna contra el coronavirus con pasteles con forma de jeringa.

No es la primera vez que Schuerner's Baking Paradise vende productos vinculados al coronavirus: el año pasado, cuando los elementos de primera necesidad desaparecieron de los estantes del supermercado, la panadería creó pasteles con forma de los entonces escasos rollos de papel higiénico.

Pero al propietario Tim Kortuem inicialmente le preocupó que preparar una sabrosa jeringa fuera demasiado lejos.

Con la vacunación en curso en la mayor parte del mundo, los funcionarios de salud pública temen que el nerviosismo por los nuevos medicamentos ralentice la colocación de las vacunas que buscan terminar con una pandemia que provocó 2 millones de muertos y devastó la economía global.

"Primero estábamos un poco escépticos sobre si sería demasiado macabro", dijo. "Pero luego lo hicimos. Porque incluso para los anti-vacunas es divertido. Es una vacuna sin ningún efecto secundario. Y puedes regresar y conseguir otra porque es muy rica", agregó.

No hay evidencia de que este pastel, con sabor a mazapán, haga algo para proteger a los compradores del coronavirus. De hecho, dada la correlación entre el exceso de peso y los casos graves de la enfermedad, puede suceder exactamente lo opuesto.

Pero nadie come pasteles por motivos de salud.

(Reporte de Reuters TV. Escrito por Thomas Escritt. Editado en español por Lucila Sigal)