¿Tras los pasos de Elisabeth de Bélgica? La carta que podría cambiar el futuro de Amalia de Holanda

Beatriz Castrillo
·4  min de lectura

En dos meses cumplirá 17 años y Amalia de Holanda ya está viendo cómo su futuro como heredera al trono se va perfilando. Con la mayoría de edad llegarán algunos cambios como un sueldo de 1,6 millones de euros anuales. Aunque sus padres siempre han dicho que quieren que se forme antes de que asuma una agenda institucional a pleno rendimiento. Sin embargo, además de Princesa, la primogénita de los reyes Guillermo y Máxima también es una chica de su generación y como tal se enfrenta a algunos retos como el resto de holandeses que tienen su misma edad. Esta semana, el Ministerio de Defensa está mandado una carta a todas las niñas nacidas en 2003, el año en el que nació la Princesa de Orange, en el que se las indica que están registradas para el servicio militar. En concreto se trata de algo más de 100.000 adolescentes entre las que se encuentra la que un día está llamada a ser reina de los Países Bajos.

VER GALERÍA

Guillermo y Amalia de Holanda
Guillermo y Amalia de Holanda

Esta carta, en la que el Gobierno anima a sus ciudadanas más jóvenes a alistarse, la llevan recibiendo los chicos desde hace décadas, pero desde 2018, cuando la Cámara de Representantes decidió que también debía incluirse a las niñas en aras de la igualdad de género, ellas también la empezaron a recibir. Con esto, Defensa pretende que las Fuerzas Aramdas sean una carrera para las mujeres, pues ahora ellas solo representan el 10% de los integrantes del Ejército. Aunque es una invitación, de aceptar el alistamiento, el futuro de Amalia podría cambiar radicalmente.

- El perdón de Guillermo y Máxima de Holanda no convence a todos y la polémica ahora rodea a sus hijas

- Nueva etapa para la heredera de Bélgica: la princesa Elisabeth ingresa en la Real Academia Militar

La obligatoriedad de la mili en los Países Bajos se suspendió en el año 1997. El fin de la Guerra Fría hizo pensar a la nación que ya no eran necesarios grandes y costosos ejércitos y las Fuerzas Armadas comenzaron a nutrirse de reclutas de manera voluntaria y profesional. Ahora, los soldados permanecen en el servicio militar más tiempo y se han realizado inversiones en su desarrollo. Sin embargo, algunos sectores se preguntan qué pasará en un futuro “si la seguridad de nuestro país se ve seriamente amenazada de nuevo, puede ser necesario que haya más reclutamiento, ha dicho la ministra del ramo Ank Bijleveld, según recoge el medio local Nos.

VER GALERÍA

Guillermo y Amalia de Holanda
Guillermo y Amalia de Holanda

La princesa Amalia es la primera mujer que aspira al trono en ser invitada a hacer el servicio militar. Las reinas Guillermina, Juliana y Beatriz, su abuela, nunca ocuparon un cargo en el Ejército, ni siquiera cuando ejercieron como jefas de Estado ya que en Holanda la Constitución regula que el Rey no es el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas. Aunque el Gobierno ha confirmado que la misiva se ha enviado a Amalia, de momento “no podemos anticipar la forma en la que la Princesa se involucrará en la Defensa en un futuro”. Su padre, el rey Guillermo hizo el servicio militar en la marina. El 19 de agosto de 1985 se alistó en el Royal Institute for the Navy. Se formó como oficial de reserva y estuvo en varias fragatas. Completó su servicio militar en la base aérea naval de Valkenburg.

VER GALERÍA

Guillermo de Holanda
Guillermo de Holanda

La que sí que ha comenzado a formarse como militar es Elisabeth de Bélgica, que este domingo cumplirá 19 años y lleva ya unas semanas como soldado en la Academia Militar de Bruselas. La duquesa de Brabante se ha convertido en la primera mujer de la Familia Real belga en recibir este tipo de enseñanza. En España, la Constitución, en su artículo 62, dice que al Rey le corresponde el mando supremo de las Fuerzas Armadas, y en un momento en el que la mujer está plenamente integrada y normalizada en el Ejército, cabe esperar que la princesa de Asturias reciba una formación acorde a los tiempos y al papel al que está llamada a despeñar como heredera de la Corona. La ley que regula en nuestro país la carrera militar recoge que los empleos militares que se reservan al Rey y al Príncipe de Asturias (todavía se llama así), según la Constitución es el de que el Rey tiene el empleo militar de capitán general del Ejército de Tierra, de la Armada y del Ejército del Aire. En su punto dos se expone que la Princesa podrá desarrollar la carrera miliar y tener los empleos militares que, mediante real decreto, determine el Gobierno, que queda facultado para establecer un régimen propio y diferenciado teniendo en cuenta las exigencias de su alta representación y son condición de heredera a la Corona de España