Anuncios

El Paso, Texas, está "en un punto de quiebre" ante aumento de la inmigración, dice alcalde

FOTO DE ARCHIVO: Migrantes duermen en la calle tras ser liberados de la custodia de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos en el centro de El Paso, Texas

Por Sharon Bernstein

23 sep (Reuters) -El dramático aumento de inmigrantes que cruzan la frontera de Estados Unidos desde México ha llevado a la ciudad de El Paso, Texas, a "un punto de quiebre", con más de 2.000 personas al día solicitando asilo, superando la capacidad de los refugios y poniendo a prueba sus recursos, dijo el sábado su alcalde.

"La ciudad de El Paso sólo dispone de un número limitado de recursos y hemos llegado (...) a un punto de quiebre en estos momentos", declaró el alcalde, Oscar Leeser.

La avalancha de solicitantes de asilo, en su mayoría venezolanos, es parte de una oleada mayor de inmigrantes que viajaron por rutas peligrosas en autobuses y trenes de carga hacia ciudades fronterizas mexicanas cerca de San Diego, California, y las ciudades texanas de Eagle Pass y El Paso.

El número de migrantes había caído en picado en los últimos meses, y el reciente y dramático aumento ha generado una nueva oleada de ataques políticos contra el presidente estadounidense, Joe Biden, de cara a las elecciones de 2024.

Lesser dijo en una conferencia de prensa que El Paso planea abrir un nuevo refugio, y el sábado fletó cinco autobuses para llevar a los migrantes a Nueva York, Chicago y Denver.

Los gobernadores republicanos de Texas y Florida han sido criticados por enviar migrantes a ciudades percibidas como liberales, como Nueva York y Sacramento. Pero Leeser, demócrata, dijo que todos los migrantes en los autobuses de El Paso iban voluntariamente a las ciudades de su elección.

Leeser dijo que Biden había sido un buen socio, pero agregó que el sistema general de inmigración de Estados Unidos estaba roto.

Muchos migrantes de Venezuela, dijo, carecían de transporte a sus destinos deseados, mientras que el refugio actual de El Paso alberga sólo 400 personas, y también debe estar disponible para ayudar a las personas sin hogar.

Hace tan sólo seis semanas, cruzaban a El Paso entre 350 y 400 personas al día, pero en los últimos días han llegado 2.000 o más.

En los últimos 10 días, la ciudad ha colaborado con la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos para dar cobijo a 6.500 personas.

Alrededor de dos tercios de las personas que cruzan actualmente a El Paso son hombres solteros, dijo. Alrededor del 32% son familias y sólo el 2% son niños no acompañados.

"Creo que es muy importante señalar que tenemos un sistema de inmigración roto", dijo. "Es lo mismo una y otra vez".

(Reporte de Sharon Bernstein; Editado en Español por Ricardo Figueroa)