Paso de "Olaf" deja sin luz a BCS

·3  min de lectura

LA PAZ, BCS., septiembre 10 (EL UNIVERSAL).- Ante las afectaciones al servicio de energía eléctrica, deslaves, algunos daños a caminos y carreteras tras el paso de la tormenta "Olaf", el Consejo Estatal de Protección Civil de Baja California Sur determinó solicitar la declaratoria de emergencia para los municipios de Los Cabos y La Paz.

Autoridades informaron que la tormenta tropical "Olaf" dejó sin servicio de energía eléctrica a poco más de 200 mil personas, lo que representa el 60% de los usuarios de Comisión Federal de Electricidad (CFE) en la entidad.

En sesión de seguimiento tras el paso de la tormenta "Olaf", funcionarios reportaron que las principales afectaciones en Los Cabos y La Paz fueron por cortes de energía, fallas en la telefonía e internet, así como caída de postes, árboles y espectaculares.

Autoridades de CFE precisaron que la afectación fue a 201 mil 817 usuarios, sin embargo esta noche se ha podido reestablecer el servicio al 48% de ellos.

Por su parte, efectivos de la Secretaría de Marina y de la Tercera Zona Militar estuvieron atendiendo reportes por azolves, deslaves, tareas de limpieza en calles y auxilio a instituciones por la caída de árboles.

El director de Protección Civil de Los Cabos, Erick Santillán, informó que los albergues se han estado desocupando, pues las familias ya han regresado a sus hogares, sin embargo, persisten los problemas para acceder a algunas localidades serranas, y refirió que la principal afectación que persiste, sobre todo en San José del Cabo, es la falla en el suministro de energía.

Capitanía de Puerto regional comunicó que los puertos ya se abrieron a la navegación y lo mismo para los aeropuertos de Los Cabos y La Paz.

La dirección local de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) reportó que la tormenta tropical "Olaf" continúa debilitándose y alejándose gradualmente del estado.

De igual manera, se mantiene una zona de prevención por efectos de tormenta tropical dese San Andresito hasta Santa Fe.

La secretaria de Turismo local, Maribel Collins, informó que no se reportaron afectaciones graves a la infraestructura hotelera y se mantiene una ocupación del 40% en Los Cabos, con alrededor de 20 mil turistas.

Ninguno de los visitantes sufrió algún percance, afirmó. La secretaria de Educación del estado, Alicia Meza, confirmó que el regreso a clases presenciales se pospone para el 20 de septiembre, a fin de seguir con la revisión de los plantes y las tareas de limpieza.

El Consejo Estatal de Protección Civil determinó que ante los derrames de aguas negras se suspende la venta de alimento en la vía pública en La Paz y Los Cabos hasta el lunes, a fin de evitar problemas a la salud.

En su mensaje final, el gobernador Víctor Castro Cosío dijo que las afectaciones fueron menores, pese a la intensidad del huracán y celebró el saldo blanco que se logró gracias a las tareas de prevención que iniciaron con la pasada administración.

Pidió a la población mantenerse informada y atenta a las indicaciones, durante este mes que resulta muy activo en la formación de ciclones.

Informó que tras un recorrido que realizó por la capital, continúan algunos arroyos y deslaves, por lo que llamó a extremar precauciones y pidió "no confiarse" ante el pronóstico de algunas lluvias en la zona serrana que podrían provocar más escurrimientos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.