PASO: los jueces electorales analizan un esquema de votación por turnos para dar prioridad a los grupos de riesgo

Hernán Cappiello
·4  min de lectura
Los jueces electorales de todo el país estudian alternativas para que las PASO sean seguras
Fuente: Archivo

Los jueces electorales de todo el país avanzaron en conversaciones para establecer una modalidad que permita votar en las PASO reduciendo los riesgos de contagio de coronavirus. Analizan aumentar los lugares de votación, sugerir que las personas pertenecientes a los grupos de riesgo y los mayores de 60 años acudan a votar en las primeras horas posteriores a la apertura de las mesas y que no deban hacer fila. También, determinar el uso obligatorio de tapabocas en los colegios durante la elección, demarcar los lugares para hacer fila ante cada mesa, guardando distancia social, y designar a un delegado electoral en cada lugar de votación a cargo de asegurarse que se cumplan las normas sanitarias preventivas.

Los 23 jueces electorales de todo el país se reunieron con la Cámara Nacional Electoral, integrada por los camaristas Santiago Corcuera, Alberto Dalla Vía y Daniel Bejas. Se conversó sobre la organización de los comicios, las particularidades de cada jurisdicción y las necesidades de cada uno de los jueces.

Preocupación en el Gobierno por la presencia de un submarino nuclear de Estados Unidos en el Atlántico Sur

Los camaristas informaron a los magistrados que en enero pasado se envió al Ministerio de Salud un oficio para pedir que se incluyera a todos los empleados de la justicia electoral de todo el país en el Plan Estratégico de Vacunación, como "como grupo prioritario".

Las autoridades de Salud no respondieron, aunque extraoficialmente hicieron saber a la Justicia que iban a encontrar una solución para los funcionarios judiciales con funciones electorales. Lo cierto es que no pudieron dar ninguna respuesta porque aún no tienen vacunas con que satisfacer esa necesidad.

Todos los jueces en la reunión de ayer insistieron en la necesidad de vacunar a los empleados para reducir riesgos, pero nadie puso en duda la celebración de los comicios por este motivo, dijeron a LA NACION dos fuentes judiciales que asistieron al encuentro.

La advertencia de Servini

Entre los participantes se encontraba la jueza federal María Servini, quien advirtió que se le iba a dificultar la organización de los comicios si no se contaba con vacunas para al menos 20 empleados de su juzgado que son los que trabajan de manera de manera más estrecha y prolongada en el tiempo con el personal del Correo para armar las urnas.

En ese sentido, fuentes del juzgado de Servini explicaron que la jueza firmó un oficio dirigido al ministro del Interior, Eduardo De Pedro, para pedirle que se vacune a esos 20 empleados que tienen una función estratégica y que están más expuestos.

La preocupación de Servini -al igual que la de sus colegas del resto del país- es que si se contagiara uno de esos 20 empleados a cargo de armar las urnas deberían aislar al resto del personal, lo que afectaría la organización de las elecciones.

La jueza federal María Servini
Fuente: Archivo - Crédito: Soledad Aznarez

La justicia electoral trabaja para cumplir con la ley y organizar las elecciones y en la reunión de ayer nadie puso en duda la realización de los comicios a pesar de la pandemia. Se conversó sobre las elecciones en otros países durante la pandemia y los magistrados sostuvieron que en ningún lugar los comicios fueron foco de contagio. Ni en Estados Unidos, ni en Chile, ni en Ecuador, entre otros.

Un elemento que evidencia esta voluntad de organizar las PASO es la acordada que aprobó ayer la Cámara con un protocolo de trabajo para los empleados de la justicia electoral que contempla trabajar con barbijo, cuidar la distancia social, establecer pautas de prevención en el trató con el público, tomarse la temperatura corporal antes de acudir al trabajo y establecer "burbujas" de empelados que acudan en grupos con turnos sucesivos para realizar tareas presenciales.

Durante la reunión de jueces se conversó sobre posibles medidas de prevención a adoptar el día de la realización de los comicios. Estas medidas son, por ejemplo, aumentar los lugares de votación para que la gente no se agolpe.

Fernández acordó la vuelta a clases y definió que si hay suspensiones serán "de corto plazo"

En ese sentido, se relevaron los colegios, a través del Correo, y se estableció que algunos de ellos, por haber estado cerrados durante un año, no estaban en condiciones de ser usados para votar. Por eso es que se está analizando sumar otros lugares para reemplazarlos.

En cuanto a los horarios especiales para quienes integran grupos de riesgo, la idea es organizarlos por numero de DNI. Se analiza que las personas mayores voten a primera hora y que si llegan más tarde, no hagan fila, sino que voten directamente.

También se estudia designar a un delegado en particular para atender cuestiones sanitarias, organizar a la gente en las filas, asegurarse de que todos usen barbijo o intervenir en caso de que se detecte a alguien con síntomas.