Solo un paso fronterizo está habilitado para ingresar desde Uruguay

·4  min de lectura
El puente que une Gualeguaychú con Fray Bentos
El puente que une Gualeguaychú con Fray Bentos

“No vamos a Punta del Este desde marzo del año pasado, como la mayoría de los propietarios argentinos. Hay muchas cuestiones pendientes que resolver del departamento que tenemos allá, y la intención es viajar a fines de esta semana y regresar en siete días”, cuenta Francisca Freire, que viajará en auto con su marido y su hijo menor, y que como de costumbre cruzará a Uruguay por Gualeguaychú-Fray Bentos. El problema que Freire desconoce, o más bien del que acaba de enterarse, es que ese paso fronterizo no está habilitado aún para el ingreso vehicular del lado argentino, lo que significa que en el camino de regreso a Buenos Aires, deberá desviarse hasta Concordia-Salto y manejar unas cuantas horas más. El tercer paso terrestre, Colón-Paysandú, tampoco está disponible para los turistas.

“No sabía nada. La verdad no tengo idea de cómo regresar por otro camino que no sea por Gualeguaychú. No sé, manejaremos más horas, todo es muy incierto y confuso. Pero la opción del barco está descartada porque el costo de los pasajes es una locura”, admite Freire, que sí estaba al tanto de los requisitos necesarios para entrar al país vecino: esquema de vacunación completo, PCR, declaración jurada y un seguro sanitario para Covid-19.

El impedimento que complica a los psicólogos argentinos radicados en España

Desde que el gobierno uruguayo anunció la reapertura de fronteras a los turistas de todo el mundo, desde el 1° de noviembre pasado, miles de argentinos comenzaron a planear su viaje. Pero las condiciones de tránsito por vía terrestre aún no están normalizadas, y la confusión se generó luego de la habilitación del Gobierno de algunos nuevos corredores seguros, como algunas terminales aéreas y pasos fronterizos; una decisión administrativa publicada en el Boletín Oficial el 19 de octubre pasado, en el marco de la flexibilización de las restricciones impuestas por la pandemia.

Sin embargo, para la aprobación final de esas nuevas aperturas en este contexto de emergencia hay una serie de postas que cumplir. Desde la Dirección Nacional de Migraciones, explicaron a LA NACION que la solicitud, en este caso, debe partir del gobierno de Entre Ríos y ser elevada a la Jefatura de Gabinete. De allí, se da intervención al Ministerio de Salud, que evalúa si el protocolo sanitario redactado cumple con las condiciones para el funcionamiento de “corredor seguro”. Si la ministra Carla Vizzotti da el visto bueno, recién entonces la Dirección Nacional de Migraciones puede hacer operativo el cruce.

Casi el doble de recorrido

Hasta ahora, el que quiera volver a Buenos Aires desde Montevideo tiene una sola opción por Concordia-Salto, con horario restringido, de 8 a 16, y un cupo delimitado de personas por día. En auto, y con suerte, se demorará aproximadamente unas 12 horas para transitar los 965 kilómetros de distancia que indica esa ruta; en vez de los habituales 583 kilómetros que tanto Freire como miles de turistas realizan al elegir el cruce por Gualeguaychú-Fray Bentos, y que demanda habitualmente entre 7 y 8 horas, depende de la época.

“Se está gestionando ante Jefatura de Gabinete de Ministros dos nuevos corredores seguros en los siguientes pasos: Colón (Argentina)-Paysandú (Uruguay); y Gualeguaychú (Argentina)-Fray Bentos (Uruguay), que están en la etapa de coordinación de los protocolos —respondieron fuentes del gobernador Gustavo Bordet—. Por otro lado, la provincia de Entre Ríos tiene la voluntad de poner operativa la modalidad de Tránsito Vecinal Fronterizo (TVF) con la República Oriental del Uruguay, precisamente entre las localidades de Concordia-Salto, Colón-Paysandú y Gualeguaychú-Fray Bentos. Por lo que el Gobernador [Bordet] solicitó a las autoridades nacionales que se pueda interesar a sus pares del Uruguay para conseguir la conformidad y avanzar en conjunto”.

De acuerdo a las explicaciones recibidas por los distintos organismos, la restricción actual no obedece a razones migratorias, sino sanitarias. Aunque desde el ministerio que comanda Vizzotti explicaron cuáles son los pasos a seguir, no dieron más información sobre la aprobación final, y refirieron que el asunto está en manos de la Dirección Nacional de Habilitación, Fiscalización y Sanidad de Fronteras, que dirige Claudia Madies.

La habilitación transitoria de un único paso fronterizo generó quejas y desconcierto de los automovilistas, que según quedó registrado en las redes sociales —situaciones en las que muchos turistas responsabilizan a la Dirección Nacional de Migraciones— deben realizar largas colas para poder pasar de un país a otro, desde Uruguay a la Argentina.

Con respecto al pedido que se habilite también el tránsito vecinal fronterizo, de acuerdo con las explicaciones de la provincia de Entre Ríos, obedece a la necesidad de darle un tratamiento especial a muchos habitantes de dichas ciudades espejo, con el propósito de lograr el reencuentro entre familiares que han quedado de un lado y del otro del río Uruguay. “En tiempos de normalidad, estos habitantes llevaban adelante una comunicación fluida, porque estas tres ciudades entrerrianas están a muy corta distancia de sus pares uruguayas, y esto hacía que la vinculación social, familiar, comercial, laboral y educativa sea muy importante”, argumentaron desde el gobierno entrerriano.

¿Hay fecha estimada de apertura? “Confiamos en que sea pronto. No depende de nosotros”, concluyeron las autoridades de la provincia del litoral argentino.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.