El Paso enfrenta una crisis por coronavirus con nuevo récord de nuevos casos

Agencia EFE
·2  min de lectura

Tucson (AZ), 26 de oct (EFE News).- La ciudad fronteriza de El Paso, en Texas, reportó este lunes un nuevo récord de nuevos casos de la covid-19, agravando la crisis de salud que llevó a un juez a establecer un toque de queda por las próximas dos semanas después de que los hospitales se encuentran operando a máxima capacidad.

El Departamento de Salud Pública de la Ciudad de El Paso reportó hoy 1.443 nuevos casos de la covid-19 en la ciudad, donde las hospitalizaciones aumentaron a 853.

Estas son las cifras más altas en esta ciudad desde que inició la pandemia el pasado mes de marzo.

Las hospitalizaciones han aumentado hasta un 300 % desde hace tres semanas en esta ciudad fronteriza, donde el mes pasado se registraban solo 259 pacientes con coronavirus en los hospitales.

Mientras que el porcentaje de casos positivos de la covid-19 han aumentado en un 160 % desde el pasado 1 de octubre.

Hasta la fecha, El Paso reporta 12.470 casos activos de la covid-19, la mayoría de los nuevos casos es de personas entre los 20 a 39 años de edad.

Como una medida preventiva, el juez del Condado de El Paso Ricardo Samaniego ordenó en la tarde del domingo un toque de queda en la ciudad de 10 pm a 5 am que estará en vigor durante las próximas dos semanas.

"El propósito del toque de queda es limitar el tránsito de personas en las calles, los casos positivos de covid-19 siguen aumentando y las hospitalizaciones", dijo el juez Samatiego en una conferencia de prensa virtual.

Las autoridades de esta ciudad de 681.000 habitantes, de los cuales el 80 % es de origen latino, también estarán muy pendientes de que la gente utilice el cubrebocas cuando estén en la calle y lugares públicos.

Los hospitales en esta ciudad ya se encuentran trabajando a su máxima capacidad, por lo que el gobernador de Texas, Greg Abbott, informó este domingo de que el Centro de Convenciones de El Paso será transformado en un hospital auxiliar y tendrá una capacidad de 100 camas.

El estado ya ha enviado 900 doctores, enfermeras y personal médico a esta ciudad para ayudar en las nuevas instalaciones.

Adicionalmente, se espera que el Gobierno federal envié esta semana 35 médicos adicionales que forman parte de los equipos de desastre y emergencia.

Desde que inicio la pandemia, El Paso ha registrado un total de 576 muertes por la covid-19, el 90 % de los cuales fueron de pacientes de origen hispano.

(c) Agencia EFE