El paso para curar los hongos en los pies que no debes saltarte (o volverán)

·6  min de lectura
La infección por hongos en las uñas (onicomicosis) es una enfermedad fundamentalmente de adultos, sobre todo de mayores de 55 años. Su tratamiento prolongado, dificultoso y costoso, y la lenta respuesta provoca múltiples abandonos y desalienta a los pacientes. Este pequeño detalle puede ayudar a que funcione. (Foto: Getty)
La infección por hongos en las uñas (onicomicosis) es una enfermedad fundamentalmente de adultos, sobre todo de mayores de 55 años. Su tratamiento prolongado, dificultoso y costoso, y la lenta respuesta provoca múltiples abandonos y desalienta a los pacientes. Este pequeño detalle puede ayudar a que funcione. (Foto: Getty)

La alteración producida por la invasión de hongos patógenos en la estructura ungueal de las uñas, también llamada onicomicosis, es una infección fúngica de las uñas de los pies causada por humedad o acumulación de sudor. Y es que los pies sufren mucho con el calor y la humedad, por eso los dermatólogos recuerdan que es en verano cuando más hay que cuidar a 'esos grandes olvidados'.

Se trata de un problema muy frecuente; en Estados Unidos, 40 millones de personas sufren infecciones por hongos en las uñas, y en España se estima una cifra de 5 millones de habitantes con micosis ungueal. Para muchas personas es una enfermedad muy embarazosa que puede causar un verdadero impacto en la calidad de vida del afectado.

La onicomicosis más frecuente es la de los pies, y sobre todo la de la uña del primer dedo, cuando hablamos de 'dermatofitos' o de mohos 'no dermatofitos'.

"La humedad favorece la aparición de cándidas (sobre todo en personas diabéticas y que toman anticonceptivos o algún antibiótico) y los dermatofitos (producen las tiñas)", explica la dermatóloga Aurora Guerra. Por eso es importante, en la medida de lo posible, mantener los pies secos y utilizar antifúngicos. "Es más frecuente en las de los pies por sus condiciones habituales de humedad que facilitan el crecimiento de los hongos."

El síntoma más evidente es una decoloración blanca, café o amarilla de una o más de las uñas de los dedos de los pies. A medida que crece, el hongo se alimenta de queratina, la proteína resistente de la que está formada la superficie de las uñas. Generalmente la infección comienza por los pliegues laterales o el borde libre de la uña y avanza extendiéndose hacia la raíz. El resultado es que la tabla ungueal se va separando del lecho rosado se va volviendo opaca, amarillenta, blanquecina u oscura y las uñas se vuelven frágiles y astilladas. En los casos más evolucionados, la infección puede propagarse y ocasionar que las uñas se engrosen o quiebren.

Entre los factores de riesgo de las onicomicosis destacan: la edad avanzada, inmunodeficiencias (por ejemplo, tener lupus), diabetes, psoriasis, convivir con personas con OM y la utilización de piscinas, vestuarios y duchas colectivas.

A pesar de que existen diversos tratamientos para deshacerse de los hongos en los pies, no resulta fácil conseguirlo ya que requiere bastante tiempo y constancia. Normalmente, las infecciones de las uñas están producidas por tres tipos de hongos: dermatofitos, levaduras y mohos no dermatofitos. Las más frecuentes y que generalmente afectan a las uñas de los pies son las onicomicosis causadas por dermatofitos. En estos casos, no suele ser suficiente el tratamiento tópico, requiriendo la mayoría de las ocasiones tratamiento oral prolongado (hasta 12 semanas).

A pesar del poco éxito de la terapia tópica, suele ser considerada en primer lugar debido a sus escasos efectos secundarios (los tratamientos por vía oral son difíciles de seguir). Sin embargo, hay un truco muy sencillo que te ayudará a combatir de manera más eficaz los hongos en las uñas.

Si decides optar por un tratamiento tópico en vez de oral por sus efectos secundarios, puedes usar una crema antifúngica especialmente para las uñas. Pero ten en cuenta que debes usarla una vez que las uñas estén limpias y secas. Es importante limar la uña una vez al día, solo un poco, y luego ya se puede aplicar la crema.

Pero, ¡ojo! Hay un último paso que no debes olvidar: ponte calcetines para dormir. Si no lo haces es muy probable que la infección regrese al cabo del tiempo. Así lo cuenta una usuaria en este foro para diabéticos: "Tuve una infección por hongos en la uña de mi dedo gordo del pie. La enfermera que me atendió me dijo que había una píldora disponible pero que implicaba hacerme una prueba previa. Mientras tanto, me derivó a podología donde me recetaron un producto tópico con tiras de lija, laca y toallitas. Tomó un año, pero funcionó. Desafortunadamente, el hongo ha regresado porque nadie me advirtió que usara calcetines con mis zapatillas de estar en casa y que luego las tirara por si tenían el hongo".

Es importante seguir el tratamiento hasta que el aspecto de la uña cambie. Solo cuando veas que la uña vuelve a la normalidad, suspende la crema y aplica un poquito de vaselina en tus uñas y sobre todo, ponte calcetines para dormir siempre.

Pero, ¿por qué hay que ponerse calcetines? Verás, tras la aplicación del producto, las uñas deben permaneces intactas durante al menos 6 horas. Por eso, se recomienda la aplicación durante la noche, antes de acostarse y después de que se bañe o duche (asegúrate de limpiar y secar bien cada uña antes de aplicarlo). Ten en cuenta que podrías esparcir los hongos en otros tejidos.

No creo que haga falta que lo diga pero por si acaso ahí va: Es importante usar los calcetines solamente un día, luego hay que echarlos a lavar y usar otros calcetines limpios.

Por descontado, es preciso mantener una buena higiene y ventilación en los pies. Durante el tratamiento es importante evitar la humedad en los pies, utilizar calzado apropiado (sandalias en verano y calcetines de tejidos naturales y zapatos que permitan la transpiración en invierno) y secarse bien los pies, especialmente en los espacios interdigitales, tras la ducha o el baño (con toalla y/o secador de pelo).

Recuerda que para evitar la transmisión de las OM es importante no compartir toallas y evitar andar descalzo en piscinas y duchas públicas. Otra cosa: Hay productos muy buenos en la farmacia pero si yo fuera tú iría primero a la consulta de un podólogo para que te asesore bien.

Es posible que el uso de pomadas con antibióticos no sea suficiente y debas combinar el tratamiento tópico con el oral, que haya que ir quitando algunas partes de las uñas o que pocas semanas después del final del tratamiento te aconseje usar un esmalte de uñas 'medicinal' que incluya alguna sustancia fungicida.

Si los hongos han alcanzado la estructura de las uñas, se puede decir que han contaminado el cuerpo. Por tanto puede ser necesario ingerir un producto que elimine todas las células del organismo patógeno, y se debe seguir el tratamiento de manera constante y reiterada hasta cumplir el ciclo completo de curación. De haber un descuido en la frecuencia, tipo de medicamento, dosis o duración del seguimiento del tratamiento, el hongo se fortalecerá y requiere un nuevo análisis y dosificación de medicamentos aún más fuertes.

"En muchos casos puede ser suficiente con un tratamiento puramente local con cremas antifúngicas. Pero hay casos muy concretos en los que el tratamiento por vía oral es absolutamente necesario si queremos alcanzar una curación definitiva", explica Vicente Crespo Erchiga, dermatólogo en Málaga y miembro de la AEDV (Academia Española de Dermatología y Venereología). "Los fármacos más utilizados por vía oral son la griseofulvina en los niños, y la terbinafina (sólo en infecciones por Dermatofitos), el itraconazol y el fluconazol (éste último de elección en las infecciones por Cándida) en los adultos. Todos tienen un perfil de eficacia, tolerancia y seguridad muy altos. Sin embargo, hay que recordar que siguen requiriendo un tratamiento prolongado de 3 a 6 meses como poco", añade.

Así que, insisto, es importante acudir al podólogo, dermatólogo o al menos al médico de cabecera antes de tomar una decisión sobre el tratamiento a seguir ya que es es esencial llevar a cabo un diagnóstico completo, incluyendo examen microscópico de una muestra de las lesiones, y aislamiento e identificación del hongo mediante cultivo.

Más historias que te pueden interesar:

VIDEO: El ‘pie-covid’: un podólogo explica cómo es esta reacción desconocida al virus

¿Por qué las uñas de los pies se vuelven más gruesas con la edad? Lo que dicen los expertos

Manchas blancas en las uñas: un alteración inofensiva (casi siempre) que no aparece por la deficiencia de calcio

Qué puedes hacer y qué no si tienes una uña infectada con pus

Onicomicosis: lo peor de estos hongos no es que afeen tus uñas

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.