Una PASO competitiva atrae más votantes, pero el enfrentamiento interno podría debilitar al espacio

·6  min de lectura
Facundo Manes y Diego Santilli
Facundo Manes y Diego Santilli

La idea detrás de las PASO era generar un debate en el que sea el electorado quien defina los candidatos de cada partido. Los especialistas coinciden en que una elección competitiva consigue más votantes y fortalece al espacio. Pero es un arma de doble filo: las internas también podrían debilitar una coalición al punto tal de que los votantes de una lista decidan no apoyar al candidato ganador en las generales.

En el principal bastión electoral, la provincia de Buenos Aires, el Frente de Todos logró conformar una boleta encabezada por Victoria Tolosa Paz. En la vereda de en frente, “Es Juntos” disputará en este distrito la interna que más tensiona a la coalición: Diego Santilli versus Facundo Manes. El punto está en si Pro, la fuerza macrista, logrará capitalizar esta ventaja frente a sus adversarios y fortalecer el espacio o si la contienda los debilitará.

Victoria Tolosa Paz es la candidata que consiguió el apoyo de todas las patas que conforman el Frente de Todos, incluido el visto bueno de la vicepresidente Cristina Kirchner. Detrás de ellas está Daniel Gollan, el segundo de la lista
Twitter @vtolosapaz


Victoria Tolosa Paz es la candidata que consiguió el apoyo de todas las patas que conforman el Frente de Todos, incluido el visto bueno de la vicepresidente Cristina Kirchner. Detrás de ellas está Daniel Gollan, el segundo de la lista (Twitter @vtolosapaz/)

Según Mariel Fornoni, titular de la consultora Management & Fit, una interna fomenta la participación en la elección. “Tiene el atractivo de que gane uno u otro, ir a votar a una primaria que no se decide nada, no tiene mucho sentido”, señala la especialista, y agrega: “No creo que si hubieran hecho una lista única en la cual hubiera ido Santilli con Manes hubiera traído más gente que de lo que va a traer de esta manera”. Esto no asegura que los votos del candidato perdedor se trasladen al ganador, en el siguiente capítulo deberán intentar retener los votantes de la lista que resulte perdedora.

“Espero que no se gasten los impuestos de los porteños en la campaña” dijo Facundo Manes en una entrevista a LA NACION, y dio por iniciada la tensa campaña electoral. Por ahora, Manes se enfrentó más a los propios que al oficialismo: criticó a Larreta, el impulsor de Santilli como candidato, y también abrió otro frente contra Carrió cuando aseguró que la líder de la Coalición Cívica le había pedido que lo secundará en la fórmula presidencial en 2015, lo que avivó la pelea.

Sergio Berenstein advierte que la dinámica de confrontación interna e inconsistenciaen el fondo pone de manifiesto que se juntan para ganar” y abre el interrogante sobre si la oposición quiere seguir estando unida. “La pregunta es quien lo puede hacer mejor si Santilli o Manes pero no puede haber diferencias enormes, se supone que es una coalición de oposición”, señala el analista político y agrega: “lejos de permitir a la oposición capitalizar las Paso como una lógica constructiva muestra todo lo peor de la política”.

Facundo Manes
Alejandro Guyot


Facundo Manes (Alejandro Guyot/)

“Si es una danza de egos, va a ser destructivo y los más perjudicados somos los ciudadanos porque no se debaten los temas”, aseguró Berenstein quien define esto como el desacople de la demanda de la sociedad y la oferta política, uno de los factores influyentes a la hora de determinar si haber ido a internas perjudicará o favorecerá a Juntos por el Cambio y advierte: “si la campaña no es aprovechada para cerrarlo, la oposición va a quedar en problemas”. El otro es la lógica que adoptará la campaña, en la medida en que sea tan agresiva resulta difícil pensar que podrán amigarse para las generales.

Si dos o más candidatos compiten, se diferencian y se critican fuertemente en una interna, ¿por qué luego en la elección general habría que apoyar al ganador de la interna?”, se pregunta Guido Moscoso, gerente de Opinión Pública de Opinaia, quien señala además que la interna competitiva puede desgastar al partido “sobre todo cuando hay poco tiempo entre los comicios”. Este año, las PASO serán el 12 de septiembre, dos días y dos meses después tendrán lugar las elecciones generales.

Según Moscoso, lo que puede afectar negativamente a Juntos por el Cambio de cara a las elecciones generales con unas PASO competitivas es que “las facciones derrotadas no tengan incentivos para apoyar a los candidatos ganadores.” Fornoni también apuntó este riesgo: “Que la pelea no llegue a tal punto que después los votantes de uno apoyen o se queden en esa interna y se vayan a otros espacios.”

En su lanzamiento como precandidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, Diego Santilli se mostró rodeado de aliados
Prensa Diego Santilli


En su lanzamiento como precandidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, Diego Santilli se mostró rodeado de aliados (Prensa Diego Santilli/)

“Necesitan que los votantes veamos espacios para que permanezcan juntos sino corren el riesgo de perder votantes ” dice Lucas Romero en la misma línea. El director de la consultora Synopsis Consultores señaló que las internas son atractivas dentro de una coalición porque sus dirigentes necesitan conglomerar diferentes votantes y son una buena herramienta para evitar la fractura. El riesgo radica en que la disputa interna se traslade a los votantes y no les permita lograr luego el conglomerado.

“La confrontación tiene que ser con el verdadero rival vinculante sino es una campaña adelantada y no le conviene a Juntos por el Cambio”, asegura el politólogo y dice que la oposición debería establecer “reglas mínimas donde el limite sea descalificar al otro para que no sea contraproducente” ya que en estas elecciones no se elimina a un candidato y en las generales tendrán que confluir.

Tras la escalada entre Facundo Manes y Pro, Juntos por el Cambio avanza con un acuerdo para suavizar la pelea interna

Justamente esta semana, tras los primeros cruces de la interna entre Pro y la UCR, Juntos por el Cambio aceleró la confección de un “reglamento de convivencia” para las primarias buscando calmar las aguas. El cruce de acusaciones no solo los perjudica para las elecciones de noviembre sino también para el proyecto 2023.

No tuvo mucho efecto, referentes del radicalismo nacional respaldaron después a Manes con fuertes críticas al jefe de gobierno porteño. “La virulencia de la campaña es responsabilidad de Larreta, que se cree el dueño de Juntos por el Cambio. Horacio es un irresponsable, está poniendo en riesgo la unidad de la coalición”, advirtió el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, junto al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.
El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, junto al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.


El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, junto al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

En la misma línea, el consultor Federico Aurelio dijo que tras las internas podrían quedar los dos candidatos muy deteriorados. Aurelio también coincide en que las internas logran un mayor volumen de votos, pero resaltó que esta potencia puede perderse después. “En Santa Fé, por ejemplo, los cuatro candidatos logran un buen volumen pero si observamos al ganador individualmente tiene menos, entonces desmerece un poco el triunfo”.

El consultor se refería a las cuatro listas presentadas por Juntos por el Cambio en esta provincia: Carolina Losada, José Corral y Máximo Pullaro, las tres encabezadas por radicales; mientras que el Pro propuso a Federico Angelini. En este distrito, la pelea por la lista de senadores del Frente de Todos se cobró el puesto de Agustín Rossi en el gabinete nacional. El ahora exministro de Defensa se enfrentará con Marcelo Lewandovsky, el candidato apoyado por el gobernador Perotti y la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Omar Perotti y Agustín Rossi
Omar Perotti y Agustín Rossi


Omar Perotti y Agustín Rossi

En Córdoba, Mario Negri, presidente del interbloque de Juntos por el Cambio en Diputados, se enfrentará al diputado nacional Luis Juez por un lugar en el Senado. El peronismo también esta dividido: Carlos Caserio encabeza la boleta del Frente de Todos mientras que Hacemos, el PJ que responde al gobernador Juan Schiaretti apuesta a Alejandra Vigo.

Tucumán también tendrá una interna interesante. El propio vicegobernador Osvaldo Jaldo encabezará una lista que se enfrentara a la actual ministra de Salud Rossana Chahla, apoyada por el gobernador Juan Manzur, que será candidato a senador suplente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.