La pasión por River Plate palpita en el área de Miami

River Plate jugará como en casa cuando enfrente al Millonarios de Bogotá, el sábado 14 de enero en el estadio del Inter Miami, en Fort Lauderdale, en un momento que aún está fresquito el título mundial conquistado por Argentina de la mano de Lionel Messi en Catar 2022.

Desde el 2014 funciona la filial de River en el sur de la Florida. Su fundador Federico Delaney habilitó con enorme imaginación un gran espacio sin uso debajo de la autopista I-95, entre la Quinta Avenida en el NW y las calles 73 y 75 en Miami, donde ahora palpita el fervor por el equipo de la banda roja.

Delaney era propietario del restaurante Manolo en South Beach y ahí solían reunirse los hinchas del club de Núñez a ver los partidos de su equipo favorito. Cuando cerró el restaurante quedó un vacío enorme. Delaney encontró un lugar impensado para reunir a toda su feligresía futbolera.

“Debajo de la I-95 había un lugar que se podía adaptar”, recordó Delaney. “Tomó cuatro años convencer a las autoridades y conseguir los permisos. Instalamos cuatro canchas sintéticas de futbolito, playa de estacionamiento y una terraza amplia con televisores para ver los partidos. El lugar se llama Stadio”.

En el 2016, la filial obtuvo el reconocimiento oficial de River Plate tras cumplir con la exigente lista de requisitos que pide el club. River da mucha importancia a sus filiales y la de Miami se ha convertido en una de las más importantes del mundo.

“Muy grande es el arraigo por River en el sur de la Florida”, comentó una de las personalidades hispanas de la televisión y las redes sociales, Fernando Fiore, seguidor “patológico” del club bonaerense. “Somos muchos por esta zona que palpitamos, gozamos, viajamos y apoyamos a River”.

Federico Delaney (centro), el fundador de la filial de River Plate en Miami.
Federico Delaney (centro), el fundador de la filial de River Plate en Miami.

Esa enorme pasión se ve reflejada ahora que River disputará en el sur de la Florida el segundo en una gira de tres partidos por Estados Unidos como preparación para el campeonato local y la Copa Libertadores.

Muchísimos aficionados se ven en el hotel donde se aloja la delegación, una enorme cantidad de fanáticos quiere palpar en vivo y en directo esta nueva era que comienza River, luego que el anterior entrenador Marcelo Gallardo dejara la vara muy alta con 14 coronas alcanzadas en ochos años de trabajo que terminó a fines del 2022.

Uno ve a los hinchas con fe y optimismo, deseosos de llenar el estadio del Inter para cantarle a sus colores.

Hay muchas razones para ver a River el sábado en cancha de Inter Miami.

Primero que nada está la aureola que significa el hecho que la albiceleste luzca la corona máxima del fútbol del planeta; luego está la etapa de transición que vive la institución tras la salida de Gallardo, el entrenador más exitoso en la historia del club, y lo reemplaza Martín Demichelis.

“La palabra clave en este momento es continuidad”, reflexionó Fiore. “Gallardo se fue por la puerta grandísima y su salida no ha sido por una crisis. Por lo tanto hay que continuar con una forma de trabajo excelsa que implantó Gallardo durante ocho años. Si Demichelis consigue en las próximas temporadas el 70 por ciento de lo que logró Gallardo será un éxito”.

Fernando Fiore, una de las personalidades hispanas de la TV y las redes sociales, es uno de los hinchas más caracterizados de River Plate en el sur de la Florida.
Fernando Fiore, una de las personalidades hispanas de la TV y las redes sociales, es uno de los hinchas más caracterizados de River Plate en el sur de la Florida.

En el área de Miami se sigue a River como en la propia Argentina. Hay una gran comunidad de dicho país en esta zona y la filial se encuentra muy bien organizada.

Quizás por la nostalgia, la tradición o ambas cosas es como si estar unidos por un mismo amor e intereses comunes los hiciera sentir como en casa y no en el exilio. Comparten un sentido de pertenencia.

“La filial es un motorcito bien aceitado con grandes pistones y las metas no solo son deportivas”, explicó Fiore. “Ponemos mucho énfasis en la ayuda social, en la solidaridad, mantenemos muy buenas relaciones con los jugadores y exjugadores, quienes con mucha frecuencia viajan a Miami”.

Fiore agregó que la directiva de la filial es muy sólida, hay mucha gente colaborando y que trabaja en diferentes ámbitos con enorme empuje, se ha creado una presencia, distribuyen camisetas, termos, banderines y recuerdos que ellos mismos diseñan con los símbolos de la filial.

La membrecía a la filial cuesta $60 anuales, pero es un cobro simbólico, porque al hacerse miembro la persona recibe una camiseta de la institución, calcomanía y un kit completo de recuerdos.

Hay más beneficios. La mayoría de sus integrantes tienen negocios y de esta manera ofrecen descuentos a la sola presentación del carnet de socio, como en Mad About Soccer y restaurantes.

Muchos hinchas de River en el sur de la Florida no son miembros de la filial, pero igual participan de las actividades.

Con la filial los hinchas del River siempre están cerca del club de sus amores. Y el sábado podrán dar rienda suelta a sus emociones en el choque contra el “Ballet Azul” en la cancha del Inter Miami.