Pasará 48 años preso por asesinar a una joven que lo habría contratado para matarla

Joseph Michael López y Natalie Bollinger se conocieron a través de un anuncio en Craiglist llamado “Quiero atacarme a mí misma”.

Crédito: KMGH – Denver Scripps.

De acuerdo con el portal Broomfieldenterprise.com, el hombre no llamó al 911 ni buscó ayuda, sino que comenzó a intercambiar mensajes con Natalie, a través de los cuales la joven de 19 años expresó su deseo de ser “ejecutada” por detrás y ofreció un arma de fuego.

Natalie fue reportada como desaparecida por primera vez el 28 de diciembre de 2017. Su cuerpo fue encontrado dos días después con una herida de bala en la cabeza, al norte de Denver, en Colorado.

Los supuestos hechos

López de 23 años fue arrestado el 8 de febrero por sospecha de asesinato en primer grado por la muerte de Bollinger. Desde entonces, varió su versión de los hechos en reiteradas oportunidades. Al principio explicó a la policía que buscó a Natalie con su auto y trató de convencerla de que cambiara de opinión.

También detalló que ese día no encontraron un lugar adecuado para “el suicidio” y que entonces la llevó a su casa, pero la policía confrontó su declaración jurada con la información obtenida de los registros telefónicos y confirmó que López había estado en el área donde se encontraba el cuerpo de Bollinger.

Crédito: KDVR – Denver[/caption]

Entonces el sospechoso cambió su historia. Contó que Natalie le pidió que detuviera el auto y caminó hacia un área boscosa, se arrodilló y se disparó a sí misma a pesar de las súplicas para que no lo hiciera. Él asustado, se habría ido a su casa con el celular y el bolso de la víctima.

Finalmente confesó que la joven lo convenció de que la matara. Dijo a los investigadores que ella se arrodilló, dijo una oración y luego le disparó en la cabeza.

Un informe de autopsia encontró que Bollinger murió de una sola herida de bala en la cabeza pero también se encontró una dosis potencialmente letal de heroína en el torrente sanguíneo de Bollinger, según CBS Denver.

La sentencia

Crédito:  KMGH – Denver Scripps

Tas un trato con la fiscalía, López, quien había sido acusado de homicidio en primer grado, se reconoció culpable de asesinato en segundo grado y evitó así ser condenado a cadena perpetua por homicidio, según informó CBS News. Recibió entonces una sentencia máxima de 48 años en prisión, impuesta por el juez de distrito del condado de Adams, Roberto Ramírez.

Ted Bollinger, padre de la víctima, se mostró indignado por el acuerdo que evitó que el asesino de su hija pasara el resto de sus días en la cárcel, y lo calificó como “una injusticia” y un “escupitajo en la cara de familia”.