Pasajeros del tren de Pensilvania usaron sus teléfonos "para grabar abuso sexual" en lugar de intervenir

·3  min de lectura

Los pasajeros de un tren en Pensilvania presuntamente levantaron sus teléfonos para filmar el abuso sexual de un hombre a una mujer durante más de 40 minutos en lugar de intervenir para ayudarla, dijeron las autoridades.

Había menos de una docena de personas presentes, "pero suficientes para intervenir", que registraron el incidente pero no ayudaron a la mujer, dijeron las autoridades.

Fiston Ngoy de 35 años, supuestamente continuó manoseando, acosando y agrediendo a la mujer, mientras pasaron al menos 24 paradas en la línea Market-Frankford en la Autoridad de Transporte del Sureste de Pensilvania (Septa), dijo el jefe de policía del organismo de tránsito.

Ni un solo testigo del ataque se molestó en llamar al 911 y buscar intervención, ya que el hombre que se cree que no tiene hogar continuó agrediendo a la mujer dijeron los oficiales de policía.

Tanto el hombre como la mujer fueron registrados subiendo al tren en la misma parada la noche del ataque, que tuvo lugar alrededor de las 11 de la noche del 13 de octubre. El hombre fue visto primero sentado junto a la mujer e intentando tener una conversación con ella, pero gradualmente se volvió agresivo y comenzó a abusar de ella.

Un empleado de Septa que vio el ataque llamó al 911 y las autoridades respondieron en tres minutos.

Los oficiales quitaron al hombre que estaba sobre la mujer, cuando el tren llegó a su última parada, dijeron las autoridades.

El incidente fue capturado por las cámaras de vigilancia de Septa. Se investiga si algunos transeúntes registraron el asalto.

"Puedo decirles que la gente sostenía su teléfono en la dirección de esta mujer que estaba siendo atacada", dijo Thomas J Nestel III, jefe de policía de Septa.

Añadió: "Lo que queremos es que todos estén enojados, disgustados y que estén decididos a hacer que el sistema sea más seguro".

El hombre ha sido arrestado, acusado de violación, agresión y permanece bajo custodia con una fianza de 180 mil dólares. Está previsto que comparezca ante el tribunal el lunes 25 de octubre.

Según la declaración jurada del arresto, la mujer parece haber empujado repetidamente a Ngoy. La mujer dijo que sus súplicas para que se fuera fueron ignoradas, según muestran los documentos judiciales.

La declaración policial del acusado, muestra que el hombre afirmó conocer a la víctima pero no recordaba su nombre ni quién era. Afirmó que el encuentro fue consensuado.

El acusado ha incluido un refugio para personas sin hogar como su última dirección.

Decepcionado por el silencio ensordecedor de los testigos, Septa emitió un comunicado y lo calificó como un "acto criminal horrendo", instando a las personas que presencian tales incidentes a denunciarlo a las autoridades marcando el 911, presionando un botón de emergencia en cada tren o usando las aplicaciones de seguridad de emergencia. por las autoridades.

"Hubo otras personas en el tren que presenciaron este acto horrible y es posible que se detuviera antes si un pasajero llamó al 911", se lee en la declaración de Septa.

La mujer fue trasladada a un hospital y recibió tratamiento por sus heridas tras la agresión.

TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Periodista colombiana, conmovida por "histórica" condena al Estado por su secuestro y violación

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.