Pasajeros que grabaron violación en tren de Filadelfia sin intervenir podrían ser acusados

·4  min de lectura

La violación que sufrió una mujer a bordo de un tren de pasajeros en Pennsylvania ha consternado a la opinión pública en Estados Unidos. La brutalidad con la que un sujeto agredió, atacó y violó a una pasajera a bordo de un vagón a la vista de otras personas resultó perturbador por la violencia en sí del crimen y porque las personas presentes en ese lugar simplemente no hicieron nada.

O casi, pues se cree que algunos de eso pasajeros no actuaron para frenar al agresor o ayudar a la víctima, ni siquiera para llamar al número de emergencia, pero sí se habrían dedicado a grabar en video el crudo suceso.

Vagones de un tren de la Autoridad de Transporte del Sureste de Pennsylvania (SEPTA) y su conductor, en foto de 2018. En 2021, a bordo de uno de esos trenes se cometió una violación que fue atestiguada por varios pasajeros sin que ninguno de ellos actuara para ayudar a la víctima.(Getty Images)
Vagones de un tren de la Autoridad de Transporte del Sureste de Pennsylvania (SEPTA) y su conductor, en foto de 2018. En 2021, a bordo de uno de esos trenes se cometió una violación que fue atestiguada por varios pasajeros sin que ninguno de ellos actuara para ayudar a la víctima.(Getty Images)

The New York Times reportó que Timothy Bernhardt, el superintendente de policía de la localidad de Upper Darby, Pennsylvania, dijo que quienes presenciaron el ataque y no intervinieron para frenarlo pero en cambio se dedicaron a grabarlo podrían enfrentar cargos penales. Eso deberá en su momento ser decidido por el fiscal de distrito del Condado Delaware, se dijo, una vez que se desarrollen las investigaciones del caso. La violación sucedió el pasado 13 de octubre en un tren que viajaba con ruta al oeste de Filadelfia, Pennsylvania,

Pero no es claro cuáles podrían ser esos cargos, y aunque el propio Bernhardt señaló que acusar a quienes fueron testigos y no hicieron nada “será muy difícil”, la situación de quienes no intervinieron pero sí usaron sus celulares para grabar el crimen podría, a juzgar por lo que dijo Bernhardt, tener una arista legal.

Con todo, la policía no ha confirmado si en efecto uno o varios de los pasajeros de ese vagón grabaron el suceso, pero las autoridades -que al parecer han recibido reportes al respecto- lo investigan. La revisión del video de las cámaras de seguridad del tren permitirá clarificar lo acontecido, se indica.

“Yo puedo decir que personas estaban sosteniendo sus celulares en dirección a la mujer que estaba siendo atacada”, dijo el jefe de la policía de la Autoridad de Transporte del Sureste de Pennsylvania (SEPTA), Thomas Nestel, de acuerdo con la cadena BBC News.

Según el Times, que cita a autoridades de SEPTA, un sujeto de nombre Fiston Ngoy se sentó junto a una mujer en el vagón del tren a eso de las 10 de la noche y trató de tocarla. Ella lo rechazó y trató de alejarlo, pero el sujeto la atacó, le arrancó la ropa y la violó allí mismo.

Todo duró varios minutos y durante ese tiempo los otros pasajeros del vagón -que aunque no se sabe cuántos fueron podrían haber sumado una docena- no actuaron para defender a la mujer agredida ni llamaron al número 911 de emergencia.

“Estoy perturbado porque nadie hizo nada para ayudar a esta mujer… Todos los que estaban en ese tren deben mirarse en el espejo y preguntarse por qué no intervinieron o por qué no hicieron algo”, dijo Bernhardt.

Según reportó el Times, en algún momento un empleado de la línea de tren abordó ese vagón, vio lo que sucedía y llamó a la policía, que unos minutos después llegó al lugar, detuvo a Ngoy y lo arrestó. Actualmente el agresor se encuentra en la cárcel del Condado Delaware acusado de violación, ataque sexual y otros crímenes.

La víctima fue llevada a un hospital.

En redes sociales, algunos consideraron que con su inacción esas personas se convirtieron en cómplices del crimen.

A criterio de Bernhardt, había suficientes personas a bordo del vagón como para haber actuado de modo colectivo para evitar o frenar la violación. Pero Alexis Piquero, criminalista de la Universidad de Miami citado por el Times, dijo que miedo a represalias del agresor o la suposición de que alguien más intervendrá para frenar el crimen son razones que pudieron haber conducido a la inactividad de esos pasajeros.

En todo caso, la noción de que una violación fue realizada a plena vista de muchas personas en un transporte público sin que nadie actuara resulta inquietante. Las autoridades del transporte de Pennsylvania señalaron que esa clase de crímenes a bordo de sus trenes son casos raros (la mayoría de los delitos en ese transporte son robos) pero llamaron a que la sociedad a cobrar conciencia para ayudar a prevenir, frenar y prevenir los delitos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.