Cinco pasajeros no llegaron a Vilna tras el aterrizaje forzoso en Bielorrusia: policía

·1  min de lectura
Un avión de Ryanair que llevaba al opositor bielorruso Roman Protasevich y fue desviado a Minsk, donde las autoridades le detuvieron, aterriza en el aeropuerto de Vilna, Lituania.

Por Andrius Sytas

VILNA (Reuters) - Cinco pasajeros a bordo de un vuelo de Ryanair que fue interceptado por un avión militar bielorruso y obligado a aterrizar en Minsk el domingo no llegaron a su destino final, según dijo el lunes el jefe de la policía penal lituana.

La maniobra de Bielorrusia, que se saldó con la detención del periodista disidente Roman Protasevich, que iba a bordo, suscitó la condena internacional. El avión volaba de Grecia a Lituania.

El jefe de la policía penal lituana, Rolandas Kiskis, dijo que no iba a comentar las identidades de las personas que se quedaron en Minsk.

El director ejecutivo de Ryanair, Michael O'Leary, que se refirió al incidente como un secuestro patrocinado por el Estado, dijo el lunes que creía que los agentes de seguridad estaban en el vuelo y también habían desembarcado en Minsk.

Eso significaría que la operación fue coordinada con espías que operaban en tierra en Grecia.

Una universidad bielorrusa en Vilna dijo que una de sus estudiantes, Sofia Sapega, de 23 años, que viajaba con Protasevich, también fue detenida cuando su vuelo fue desviado. La universidad exigió su liberación.

La policía lituana está interrogando a los pasajeros que desembarcaron en Vilna después de que el vuelo llegara finalmente a su destino, y está examinando el avión, según Kiskis.

La investigación podría durar meses, según dijo el fiscal general adjunto de Lituania.

(Escrito por Alan Charlish y Justyna Pawlak; editado en español por Tomás Cobos)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.