¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando contraes el COVID-19?

Kashmira Gander

Más de 1,000 personas han muerto y 45,000 han enfermado por el nuevo coronavirus, el cual surgió en una ciudad china a finales del año pasado. Entonces, ¿qué le pasa exactamente a tu cuerpo cuando contraes el microbio poco entendido, el cual ha sido nombrado como COVID-19?

Ya que la enfermedad apenas llamó la atención de las autoridades sanitarias a finales del año pasado cuando empezó a enfermar a trabajadores de un mercado de mariscos al por mayor en la ciudad central china de Wuhan, provincia de Hubei, los expertos están aprendiendo constantemente sus características.

Según la Organización Mundial de la Salud, la cual declaró al COVID-19 una emergencia de salud pública de preocupación internacional, es como cualquier otra enfermedad respiratoria y puede provocar síntomas leves como moqueo nasal, dolor de garganta, tos y fiebre. Pero en los casos graves, puede provocar neumonía, así como problemas para respirar. “De forma más rara, la enfermedad puede ser fatal”, dijo la agencia de salud de Naciones Unidas.

En un artículo publicado en la revista JAMA la semana pasada, un grupo de investigadores aclaró cómo el nuevo miembro de la familia coronavirus de patógenos afecta a la gente, evaluando la condición de 138 pacientes que desarrollaron neumonía después de contraer el COVID-19. Los individuos fueron tratados en el Hospital Zhongnan de la Universidad de Wuhan, en al ciudad en el epicentro del brote. Aun cuando el virus se ha propagado a más de 25 países y territorios, como se muestra en la infografía de Statista a continuación, con excepción de dos casos, las muertes han ocurrido dentro de la China continental, principalmente en Hubei.

Países donde se ha confirmado el coronavirus.

 

De todos los participantes, seis murieron y los restantes seguían hospitalizados el 3 de febrero.

La mayoría de los pacientes, que tenían una edad promedio de 56 años, desarrollaron fiebre, sintieron fatiga y tenían tos seca. Algunos también tenían dolor muscular y falta de aire. Fue menos común que tuvieran dolor de cabeza, mareos, dolor estomacal, diarrea, náusea o vómito.

En promedio, hubo un período de cinco días entre el momento en que experimentaron los primeros síntomas y empezaron a tener dificultades para respirar, y siete días antes de que fueran admitidos en el hospital. Quienes desarrollaron síndrome de dificultad respiratoria aguda —un problema pulmonar que priva a los órganos de oxígeno— lo tuvieron a los ocho días.

También lee: Los países a los que ha llegado el coronavirus surgido en China

En los rayos X de los pulmones de los pacientes, todos mostraron sombras aisladas y/o lo que se conoce como opacidad en vidrio esmerilado, que describe cómo se presenta la atenuación de los pulmones en los escaneos. En promedio, los pacientes pasaron 10 días en el hospital.

Ya que actualmente no hay medicamentos disponibles para tratar el nuevo microbio, los trabajadores de salud simplemente deben manejar los síntomas del paciente. De los 36 pacientes cuyas condiciones eran lo bastante graves para requerir tratamiento en un unidad de cuidado intensivo (UCI), en su mayoría eran hombres viejos (en promedio, 66 años) y tenían más probabilidades de padecer condiciones subyacentes como alta presión sanguínea, diabetes, afecciones cardíacas y enfermedad cerebrovascular, la cual afecta los vasos sanguíneos.

“Esto sugiere que la edad y la comorbilidad podrían ser factores de riesgo para un mal resultado”, escribieron los autores del estudio.

El equipo halló que hombres y mujeres tenían las mismas probabilidades de terminar en la UCI, alejándose de los reportes previos los cuales sugerían que los hombres eran más susceptibles a complicaciones graves. Ellos explicaron que el hallazgo inicial posiblemente se sesgó por el hecho de que los primeros pacientes fueron trabajadores masculinos en el mercado de mariscos, y esa era la información disponible al momento. Esto subraya la rapidez con que evoluciona nuestro entendimiento de la enfermedad.

En un estudio diferente publicado en The Lancet que revisó los primeros 41 casos de neumonía provocados por el COVID-19, los investigadores hallaron de manera similar que los pacientes tenían fiebre, tos seca, sentían fatiga y mostraban señales de infección pulmonar en los escaneos.

Los científicos trabajan en una vacuna contra el COVID-19, pero es poco probable que se desarrolle a tiempo para ayudar en el brote actual. Para evitar que la enfermedad se propague, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos le pide al público que siga los pasos usuales para evitar la propagación de virus respiratorios.

Te interesa: Covid-19 es calificado como grave amenaza mundial por la OMS

 

Estos incluyen lavarse las manos regularmente con agua y jabón por lo menos por 20 segundos, sobre todo después de usar el baño, antes de comer y después de toser, estornudar o sonarse la nariz. Cuando estornudes o tosas, cubre tu boca con un pañuelo o tu codo y tira el pañuelo de inmediato. Trata de no tocarte los ojos, nariz o boca con las manos sin lavar. Quédate en casa si estás enfermo, y si estás bien, evita a quienes están enfermos. Los objetos y superficies deben limpiarse y desinfectarse con frecuencia usando aerosoles o toallitas húmedas.