Qué pasa en la planta nuclear en Zaporiyia, Ucrania

·2  min de lectura
UCRANIA-PLANTA NUCLEAR (AP)
UCRANIA-PLANTA NUCLEAR (AP)

La planta nuclear en Zaporiyia, Ucrania, construida en la era soviética y una de las 10 mayores en el mundo, se ha visto envuelta en los combates entre Rusia y las tropas ucranianas en las últimas semanas, generando temores sobre una catástrofe nuclear.

Seguidamente, un vistazo a la situación:

QUÉ SUCEDE

La planta tiene seis reactores, solamente uno de los cuales estaba funcionando el sábado.

Los cañoneos hasta ahora no han dañado los reactores ni el almacén de combustible nuclear, pero han destruido equipo auxiliar.

El lunes, se retiró la planta de la red de electricidad de Ucrania luego que se desconectó su línea de transmisión debido a un incendio causado por los bombardeos.

Pendiente de reparaciones, el único reactor operacional en la planta estaba generando la electricidad que la misma necesita para su propia seguridad en el llamado “modo de isla”.

Dos inspectores de la agencia nuclear de la ONU han permanecido en la planta luego de una visita por un equipo la semana pasada.

CUÁLES SON LOS PELIGROS POTENCIALES

Los combates cerca de la planta han provocado temores de un desastre similar al de Chernóbil, donde un reactor estalló y emitió radiación, contaminando una vasta área en el peor accidente nuclear del mundo.

Los expertos dicen que aunque los edificios que albergan los reactores de Zaporiyia están protegidos por concreto reforzado que puede soportar una bomba o un misil errante, una interrupción del suministro de electricidad pudiera apagar los sistemas de enfriamiento esenciales para la seguridad de los reactores. Los generadores diésel de emergencia pueden ser poco confiables.

“Si se pierde la electricidad en la niebla de la guerra, estamos en territorio desconocido”, dice Paul Dorfman, experto en seguridad nuclear en la Universidad de Sussex, en Inglaterra.

QUÉ ES EL “MODO DE ISLA”

Funcionar en “modo de isla” suministra electricidad para sacar el calor residual de los reactores y las varas combustibles usadas.

Los expertos dicen que eso es poco confiable.

Mycle Schneider, consultor independiente y coordinador del Reporte de Estatus de la Industria Nuclear Mundial, dijo que, si fallan los generadores diésel, podría ocurrir una fusión de núcleo en unas horas.

Si el reactor está ya apagado, el riesgo depende del tiempo transcurrido desde que fue apagado. Mientras menos tiempo haya pasado, se necesita más enfriamiento, dijo.

Aunque el estanque que contiene el combustible usado en Zaporiyia está ubicado dentro de la zona de contención de la planta, un accidente grave de un reactor casi seguramente afectaría el estanque.

“El combustible irradiado se sobrecalienta y se incendia espontáneamente si se lo expone al aire y no se lo enfría más”, dijo Schneider.