¿Qué pasa cuando los migrantes pasan la frontera de EEUU para solicitar asilo?

·5  min de lectura

Un migrante solo puede pedir asilo en Estados Unidos si está físicamente en el país o en un puerto de entrada en la Aduana. Pedir asilo es una forma de protección para permanecer legal en territorio estadounidense.

Una vez el migrante pasa la frontera el proceso de asilo es largo y complicado, y puede tardar una media de hasta casi cinco años en concluir.

Todos los solicitantes de asilo, y cualquier miembro de la familia que esté esperando para unirse a ellos, quedan en el limbo legal mientras su caso está pendiente.

Elegir uno de los tres tipos de asilo

El Asilo Afirmativo o Affirmative Asylum se concede a los inmigrantes que no están sujetos a un proceso de expulsión o deportación, que ingresaron legalmente con una visa y que ya están en el país. También es para un inmigrante que ha sido designado como “menor no acompañado”, incluso si está en proceso de deportación.

Cuando un solicitantes de asilo entra en EEUU por un puerto de entrada o sin inspección debe presentar generalmente una solicitud de asilo a través de los procesos de asilo defensivo o acelerado.

El Asilo Defensivo o Defensive Asylum se concede para los inmigrantes sin estatus legal que han sido detenidos como inmigrantes no autorizados o sorprendidos intentando ingresar ilegalmente en la frontera y están en un proceso de deportación estándar con la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR) del Departamento de Justicia (DOJ).

Este tipo de asilo se solicita como defensa contra la expulsión tras ser rechazada la petición de asilo afirmativo. El caso se resuelve en un tribunal de inmigración ante un juez de EOIR, que no proporciona un abogado. La decisión del tribunal es apelable.

El Asilo Acelerado o Expedited Asylum se concede a una persona detenida dentro de los 14 días posteriores a su ingreso a EEUU que afronta proceso de “deportación acelerada” para que un oficial revise su caso y adjudique su solicitud de asilo antes de que se apliquen los procedimientos formales de deportación.

Cómo tramitar el asilo

Presentar la solicitud de asilo con los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) a través del Formulario I-589, junto con la documentación correspondiente.

La ley de inmigración exige solicitar asilo en el plazo de un año a partir de la entrada a EEUU. Hay excepciones relacionadas con la demora por circunstancias extraordinarias o cambios de circunstancias que afectan al caso.

Durante la entrevista de asilo afirmativo, un funcionario de USCIS determina si el solicitante cumple con la definición de refugiado, persona que está fuera de su país que no puede o no está dispuesta a volver allí porque teme daños personales graves.

Esta solicitud puede ser aprobada, denegada o enviada a los tribunales para una revisión adicional. Si es denegada, se puede apelar a la Junta de Apelaciones de Inmigración y, en algunos casos, a las cortes federales.

Si el oficial de asilo de USCIS no otorga la solicitud de asilo afirmativo y el solicitante no tiene un estatus migratorio legal, es remitido al Tribunal de Inmigración para entrar en un proceso de deportación, donde puede renovar la solicitud de asilo a través del proceso defensivo y presentarse ante un juez de inmigración.

USCIS recuerda que hay que notificar cualquier cambio de dirección tras el aviso de recibo.

Recibir notificación para pruebas biométricas en el DHS para verificar antecedentes penales.

Migrantes de diversas nacionalidades esperan en la plaza cívica de Tijuana (México) para poder ingresar a las oficinas de migración de Estados Unidos, en el paso fronterizo de El Chaparral.
Migrantes de diversas nacionalidades esperan en la plaza cívica de Tijuana (México) para poder ingresar a las oficinas de migración de Estados Unidos, en el paso fronterizo de El Chaparral.

Entrevista miedo creíble

Los migrantes en procedimientos de deportación acelerada que han comunicado a un oficial de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) que temen persecución, tortura o regresar a su país o que desean solicitar asilo han de pasar una entrevista de detección de miedo creíble realizada por un oficial de asilo. A partir de aquí depende de si aplican el antiguo proceso anterior a 2022 o el nuevo procedimiento de asilo acelerado posterior a 2022, que solo está en uso de forma piloto y limitado.

Con el nuevo sistema, se adjudican algunos casos de asilo a los funcionarios federales en lugar de ir al sistema judicial, es decir al juez de asilo, para acelerar el proceso de solicitud.

Si pasa la entrevista de miedo creíble, y aplican el antiguo procedimiento, su caso pasa a ser remitido a la corte de inmigración para continuar con el proceso de solicitud de asilo defensivo.

Si en el proceso de asilo acelerado le toca el nuevo procedimiento, su caso pasa de nuevo a USCIS para una “entrevista de méritos de asilo” por separado.

En esta entrevista de “méritos de asilo”, que es dentro de los 21 a 45 días posteriores a la entrevista de “miedo creíble”, el oficial de asilo determinará si concede o no el asilo al inmigrante.

Si el asilo es otorgado después de la entrevista de méritos de asilo, su proceso está completo.

Si el oficial de asilo determina después de la entrevista de méritos de asilo que un migrante no califica para asilo, se le deriva a la corte de inmigración para proceder con el proceso de solicitud de asilo defensivo, más rápido y diseñado para que el proceso judicial se complete dentro de seis meses.

Si el oficial determina que el migrante no tiene un temor creíble, se ordena su expulsión. En este caso, se puede apelar la decisión, siguiendo un proceso de revisión ante un juez de inmigración, quien puede anular el dictamen negativo de temor creíble para que el inmigrante inicie otro proceso de deportación para buscar protección contra la deportación, incluido el asilo.

Muchos venezolanos que dijeron a los funcionarios de inmigración en el Aeropuerto de Miami que sentían miedo en su país fueron enviados a centros de detención de inmigrantes en la Florida.
Muchos venezolanos que dijeron a los funcionarios de inmigración en el Aeropuerto de Miami que sentían miedo en su país fueron enviados a centros de detención de inmigrantes en la Florida.

Entrevista de ‘miedo razonable’

Los migrantes que reingresan ilegalmente a EEUU después de una orden de deportación previa y los no ciudadanos condenados por ciertos delitos están sujetos a un proceso de deportación acelerado diferente llamado restablecimiento de la deportación.

Para proteger a los solicitantes de asilo de la deportación antes presentar su solicitud, tienen una entrevista de “temor razonable” con un oficial de asilo para demostrar que existe una “posibilidad razonable” de ser torturado en el país de expulsión o perseguido por motivos de raza, religión, nacionalidad, opinión política o pertenencia a un determinado país o grupo social.