Qué pasa con la carrera de Robert De Niro: ¿problemas financieros o Hollywood le dio la espalda?

Tomás Balmaceda
·5  min de lectura
Robert De Niro, desde hace más de una década la carrera del actor está en picada
Robert De Niro, desde hace más de una década la carrera del actor está en picada

Cuando en la década del 70 el mundo se deslumbró con el talento de Robert De Niro muchos sospecharon que el séptimo arte sumaba entre sus filas a un nombre de peso que estaría muchos años en pantalla. Eso sucedió, pero tal vez no de la manera en la que se imaginó: desde hace más de una década el intérprete protagoniza títulos olvidables que no tienen ni el favor de la crítica ni del público... ¿qué hay detrás de estas decisiones? ¿mal criterio, codicia, problemas financieros o es que Hollywood ya no tiene oportunidades para los adultos mayores?

Robert De Niro en la película de Scorsese
Robert De Niro en la película de Scorsese

De Niro fue descubierto por Brian de Palma en 1963, quien lo eligió como protagonista de una película que realizó en sus tiempos de estudiante de cine y que recién vería la luz en 1968: Greetings. Cuando filmó esa producción, el neoyorquino tenía 20 años y un talento que ya era tangible. Por ese rol conocería a Martin Scorsese, quien lo convocaría para Calles Salvajes en 1973 y volvería a llamarlo para Taxi Driver, Toro Salvaje, El Rey de la comedia, Buenos muchachos, Cabo de miedo y Casino.

Bajo el lente de Scorsese, De Niro se convirtió en el mejor actor de su generación. Ganó su primer Oscar por la segunda película de la saga El Padrino y luego por Toro Salvaje, pero estuvo nominado siete veces y durante todo el siglo XX casi no hubo participación en cine que no fuera un suceso en taquilla y que maravillara a los críticos.

Sin embargo, en los últimos 15 años rodó casi una treintena de largometrajes, de los cuales la mayoría fue un fracaso de crítica y taquilla. No se trata sólo de que sean comedias pasatistas, ya que cuando en 2000 comenzó la saga de La familia de mi novia el público aplaudió su participación, sino que realmente fueron proyectos fallidos como Mi abuelo es un peligro, Pasante de moda, Mi gran boda, Freelancers o En guerra con mi abuelo, que se estrenará en el país cuando reabran los cines en AMBA.

¿Por qué un actor del calibre de De Niro elige sistemáticamente estos proyectos? No hay respuestas sencillas, pero al ver la sucesión de films, queda claro que no parece ser una mera coincidencia. La primera hipótesis que viene a la mente es: una motivación económica. Quizá el actor tenga un estilo de vida muy costoso o muchas deudas y no cuente con los ahorros para hacerles frente, razón por la cual acepta roles sin prestigio, pero con buenos salarios. Algunas publicaciones señalan que incluso la crisis por el Covid-19 pudo haber acelerado sus problemas financieros, ya que además de actor De Niro es un empresario gastronómico y su cadena de restaurantes Nobu, que se extiende por los Estados Unidos y Europa, recibió el mismo duro golpe que toda la industria por la pandemia.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

Pero además De Niro está en un largo y complejo litigio con su exmujer, Grace Hightower, que lo sitúa al borde de la bancarrota. La pareja había firmado un contrato prenupcial antes de su boda que indicaba que en caso de divorcio el actor debía compensarla con un millón de dólares por año. Sin embargo, a la hora de cumplir esa cláusula, el intérprete fue a la Justicia alegando que no cuenta con ese dinero. “Mi cliente tiene 77 años y aunque se mantiene joven y ama la actuación no debería verse obligado a trabajar para cumplir con la ambición de la señorita Hightower por vestir ropa de Stella McCartney. ¿Cuándo podrá elegir no trabajar seis días a la semana por doce horas o rechazar un proyecto?”, aseguró la abogada de De Niro en una reciente audiencia dentro del proceso de divorcio que se dirime en Manhattan.

Sin embargo, hay otra hipótesis para analizar su presente actoral. Algunos especialistas consideran que no se trata de que De Niro necesite el dinero o haya perdido el olfato para los buenos roles, sino que la industria cinematográfica en la que se formó como actor ya no existe. Y esto es lo que sostuvo hace algunos años la actriz Illeana Douglas, quien trabajó con él en Buenos Muchachos y Culpable. “Hablan de que De Niro sólo trabaja por dinero y que haría cualquier cosa por plata, ¿alguien se puso a pensar lo que realmente sucede?”, explicó en el podcast del novelista Bret Easton Ellis.

Paul Schrader, Martin Scorsese y Robert De Niro, las tres figuras claves del éxito de Taxi Driver.
Paul Schrader, Martin Scorsese y Robert De Niro, las tres figuras claves del éxito de Taxi Driver

“El hecho de que sea un actor que esté con trabajo después de los 70 es algo bastante notable y me pregunto si esto le pasa a todo el mundo... porque cuando envejecés ya no estás entre aquellos a quienes llaman. No siempre los roles que te ofrecen son buenos: creo que Paul Newman y Jack Nicholson lograron sortear este problema, pero no todos tienen ese privilegio. Jon Voight, por ejemplo, está en una serie como Ray Donovan…¿por qué nadie lo ataca? Creo que es porque señalar a De Niro es más fácil”, aseguró Douglas en su momento.

En su visión, no se trata sólo de un problema de edad sino que Hollywood cambió y De Niro sólo se está adaptando. “Cuando filmó Cabo de miedo, Scorsese le sacó los relojes a todos los que estábamos en el set, ya que quería su atención completa para ‘hacer arte’... ¿alguien cree que eso hoy es posible?”, concluyó.

VÍDEO | ¿Ha sido Leonardo Di Caprio degradado en su última película con Scorcese?

Más historias que te pueden interesar: