¿Qué pasó ayer? Se despertó tras una noche de fiesta y encontró un perro desconocido en su cama

·2  min de lectura
Mia Flynn tiene 28 años y vive en Rhyl, una localidad del condado de Denbighshire en Gales
Mia Flynn tiene 28 años y vive en Rhyl, una localidad del condado de Denbighshire en Gales

Cuando Mia Flynn salió de su casa el pasado 17 de mayo para ir a una fiesta en Gales nunca imaginó lo que pasaría después. Tras varios tragos y copas, el alcohol empezó a hacer lo suyo y los recuerdos de una noche con amigos se fueron desvaneciendo conforme pasaron las horas.

Video: la perrita que se hizo viral en TikTok por las caras que pone al dormir

En medio del trajín decidió tomar su celular y comenzar a grabar a través de la aplicación Snapchat todo lo que estaba viviendo. Finalmente, llegó a su casa, se acostó en su cama y se fue a dormir. “Tengo demasiado miedo como para moverme de mi propia cama”, explicó en un video a la mañana siguiente. Luego, enfocando hacia un costado, un desconocido perro raza husky la miraba atentamente.

Ante la duda y el desconcierto, abrió su celular y encontró una infinidad de mensajes de amigos y conocidos que le respondían a una historia en particular. En su regreso a casa, un perro que deambulaba por la calle comenzó a seguirla y entró al hogar con ella. “Me sorprendí cuando me levanté con resaca y con un perro mirándome”, advirtió en otro video. “Pensé que me iba a atacar; me gustan los perros pero los grandes me dan un poco de miedo”, completó.

Hasta ahí, problema resuelto. Sabía de dónde había salido el animal y cuándo lo había encontrado. Pero del otro lado de la historia, una familia buscaba desesperada a su mascota perdida. El propietario dio con los videos, agregó a Mia a Snapchat y se contactó con ella. “Dijo que todas las lágrimas por perderlo valieron la pena cuando vio mi historia, lo encontró divertidísimo”, expresó Flynn en diálogo con medios locales.

Conmovedor: una yegua adopta a un potro huérfano tras perder a su propia cría

“Era un perro encantador. Parece un lobo, por eso me asustó”, indicó. Mascota devuelta y con una gran anécdota registrada en video, Mia expresó que “no está preparada para tener un perro” pero que siempre recordará con cariño las horas en las que “Toby” estuvo junto a ella.