¿Qué le pasó al Barcelona que en menos de una semana se les escapó lo que le quedaba?

·4  min de lectura
Joan Monfort/AP

El Barcelona después de ganar 4-0 al Real Madrid en el Santiago Bernabéu parecía haber vuelto a ser el de antes, pero todo indica que fue lo peor que le ocurrió.

Con ese resultado, que por supuesto debió celebrar, le nubló el horizonte al Barça y en menos de una semana todo se esfumó.

Primero cayó eliminado de la Europa League en el Camp Nou ante el Eintracht Frankfurt y luego este lunes al perder el tren de LaLiga con la derrota 1-0 en el mismo escenario ante el Cádiz, que está peleando por no ir al descenso.

¿Qué pasó entonces?

Si bien hay varias razones, hay una que prima sobre las demás que se veía venir y que pudo ser evitada. Luego están algunas ausencias importantes y un cambio en la alineación entre otras.

Resulta que el entrenador Xavi Hernández después de estar haciéndolo muy bien, sin motivo aparente, se vino arriba cuando dijo que “el Barça tiene la obligación de jugar bien”, para luego soltar “este es el camino”.

Ahí mandó dos mensajes equivocados que le han costado muy caro. No, Xavi no, el Barcelona como cualquier club grande está en obligación de ganar y de volver a ganar y este no es el camino.

Hay que ser más humilde y trabajar más que el Barcelona contigo no ha ganado nada y que de poco sirvió el triunfo en el Bernabéu.

La ilusión culé se alimenta con victorias, con títulos, no con palabras y celebraciones por un partido como si se tratase de un equipo pequeño. Al final ha sido Luuk de Jong el que ha salvado muchos partidos con centros a la olla. ¿Eso es jugar bien?

¿El Real Madrid salió beneficiado o perjudicado por el arbitraje en Sevilla?

El actual entrenador del Barça seguramente sabe mucho de fútbol, ha sido uno de los grandes de la historia, e irá aprendiendo y seguramente puede llegar a ser uno de los mejores técnicos, pero todavía le falta.

Este Barcelona tiene que salir a morder, a presionar, a morirse en el campo. Con los jugadores que tiene puede hacer más, pero necesitan otra actitud y dejarse de eso de jugar bien, que es una fantasía que nadie sabe bien qué es.

Jugar bien es hacer lo correcto para hacer goles y hacer lo correcto para que no te lo hagan, y no basta con tener más tiempo el balón, sino hacer con él lo que corresponde y de ser posible escoger la mejor opción.

No es tocar por tocar, sino explotar todos los caminos y todas la variantes que conducen al gol con determinación y con tus mejores hombres.

Si tocas tienes que hacerlo más rápido y filtrar más balones intentando ganar la línea de fondo, también valen los centros, pero no cualquiera sino los dirigidos a dejar en ventaja a un rematador. Igual valen los contragolpes aprovechando la velocidad, las paredes en el área y los tiros fuera de ella. Cuando te encomiendas a Ousmane Dembélé algo anda mal.

Nada de echarle la culpa al césped, o a la grada, o a la plantilla. Este Barcelona, que ha perdido todo desde la llegada de Xavi, ni “juega bien“ ni gana.

Igual en ambas derrotas faltaron Gerard Piqué y Pedri, quienes salieron lesionados en la primera derrota. Araujo no jugó en la segunda y todavía no está Ansu Fati; con ellos las cosas cambia.

Ni Clement Lenglet ni Eric García están al nivel para ser los centrales del Barcelona, tampoco Ferrán Torres ni Adama Taore para conformar la delantera titular.

Tras la locura de cuartos, dos ingleses y dos españoles en la semis de la Champions

Gavi no es Pedri, ni está por encima de Frenkie de Jong. Por si fuera poco no se sabe que hacer con Memphis Depay y en un ataque de entrenador sienta a Pierre-Emerick Aubameyang, el único que hace goles con el equipo, además de desaparecer a Nico.

Así Xavi todo se complica.

Aunque ya no están Lionel Messi ni Andres Iniesta, el Barcelona sigue siendo un gran equipo y tal vez lo único que necesite es quitarse esa camisa del ADN, que se le puso vieja, y ponerse la del fútbol moderno, con una marcha más.

Al final con la nueva chamarra fue que le ganó al Madrid y con ella podría resucitar y dejarse de justificar, que eso no sirve de nada.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.