¿Qué pasó con el abogado de Tampa que tuvo sexo con una clienta mientras tramitaba su divorcio?

·2  min de lectura

Aunque la clienta del abogado de Tampa John Carey, en un caso de divorcio, “expresó su creencia” de que no fue explotada y que Carey la satisfizo como abogado, su relación sexual le valió al abogado una suspensión de 90 días que comenzará el 15 de enero.

La Corte Suprema del estado aprobó la declaración de culpabilidad de Carey, admitiendo su mala conducta profesional hace dos semanas, poniéndolo en la lista mensual del Colegio de Abogados de la Florida, publicada el miércoles, de abogados disciplinados por la corte.

Carey también estará en libertad condicional disciplinaria durante dos años, por lo que tendrá que asistir a la Escuela de Ética del Colegio de Abogados de la Florida y a un Taller de Profesionalidad, así como ser evaluado por la Florida Lawyer’s Assistance, donde se ayuda a abogados con problemas de abuso de sustancias o de salud mental. Es miembro del Colegio de Abogados desde 1983 y su historial disciplinario estaba limpio.

Ni la declaración de culpabilidad de Carey para la sentencia de consentimiento ni la orden final del tribunal indican cuándo ocurrió el divorcio, aunque el número de caso del tribunal inferior indica que la queja se presentó en 2018. La denuncia fue presentada por el abogado del marido.

El abogado, su clienta/pareja sexual, el marido de la clienta y el abogado de él

La sentencia de consentimiento y la admisión de Carey de haber tenido una mala conducta menor dicen que, mientras representaba a una mujer en un divorcio “vigorosamente litigado”, Carey y la mujer comenzaron a tener relaciones sexuales. Esto inyectó más ácido a una situación ya de por sí agria.

“La relación se convirtió en un tema polémico durante el litigio, lo que afectó negativamente los procedimientos, incluidas las deposiciones, las audiencias y las presentaciones judiciales”, dice la sentencia de consentimiento.

Carey presentó una petición complementaria después que el divorcio fue definitivo. No solo fue desestimada, sino que el tribunal concedió al marido los honorarios legales causados por la petición. Carey también fue sancionado por infracciones técnicas.

La clienta de Carey expresó al Colegio de Abogados de Florida que él “representó sus mejores intereses durante todo el asunto. Ella no fue explotada. Estaba satisfecha con su representación y sentía que [Carey] trabajó duro para ella, tomaba decisiones basadas en las leyes y los hechos y, en definitiva, hacía un excelente trabajo a su nombre”.

Carey admitió que, aunque no tenía intención de que la relación fuera un problema, “la existencia de la relación en sí misma creó ese efecto adverso, a pesar de los mejores esfuerzos de [Carey] y su clienta y de los resultados positivos obtenidos”.

Carey “tampoco fue profesional en sus interacciones con el abogado de la parte contraria y con el ahora ex marido [de su clienta]”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.