Antes de que partiera de regreso, Guzmán se reunió con la misión del FMI y convocó también a AEA

Jorge Liotti
·2  min de lectura

Antes de que partieran de regreso a Washington, el ministro de Economía, Martín Guzmán, organizó una reunión con los integrantes de la misión del FMI, a la cual también convocó a un grupo de representantes de la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

El encuentro se realizó en el salón Belgrano del Palacio de Hacienda, y estuvieron Luis Cubeddu y Julie Kozak, por el Fondo; el director ejecutivo para el Cono Sur en el FMI, Sergio Chodos; Jaime Campos y Guadalupe Mazulo (AEA); Paolo Rocca (Techint); Federico Braun (La Anónima); Enrique Cristofani (Santander); Alberto Grimoldi (Grimoldi SA) y Rodrigo Zarazaga, de la fundación Seamos Uno.

Las partes coincidieron en la importancia del diálogo para potenciar el aprendizaje social y destacaron que "hay valor en el diálogo porque es esencial escucharse".

Murió Jorge Brito: según los resultados preliminares de la autopsia, fue una "muerte accidental por traumatismos"

Esta pareció la premisa central del encuentro: exhibir espíritu de cuerpo entre el Gobierno y el sector empresario de cara a la preocupación del FMI por lograr consensos en torno de un futuro acuerdo.

"Aún conscientes y respetuosos de las diferencias, el eje de la reunión fue la necesidad de construir consensos sobre pilares para la estabilidad económica y para la articulación de reglas de juego que contribuyan a la previsibilidad", explicó uno de los participantes de la reunión

Allí Guzmán aseguró que "los problemas de la Argentina los debemos resolver nosotros como sociedad. El resto del mundo puede cooperar pero la construcción de las soluciones comienza por casa. La sociedad argentina debe inventar su propio futuro".

El gesto es importante porque Guzmán se había reunido hace pocas semanas con AEA en un intento por acercar posiciones. Después en el medio hubo quejas de los empresarios por el avance del impuesto a las riquezas, que esta semana tuvo media sanción en la Cámara de Diputados. La reunión de ayer ocurrió después de ese movimiento.

También es clave para la misión del FMI, que durante todo su recorrido se preocupó mucho por auscultar si había consenso detrás de un posible acuerdo de reestructuración de deuda.