Los tres últimos partidos en gobernar Perú quedan fuera del sistema electoral

Agencia EFE
·3  min de lectura

Lima, 12 abr (EFE).- Los tres últimos partidos que alcanzaron el Gobierno en Perú se quedarán fuera del sistema electoral nacional al no superar el porcentaje mínimo de votos para conservar su inscripción como organización política.

Así le ocurrirá al Partido Aprista Peruano (PAP), del fallecido expresidente Alan García (1985-1990 y 2006-2011); al Partido Nacionalista Peruano, del expresidente Ollanta Humala (2011-2016), y a Contigo (antiguo PPK), del expresidente Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018).

Ninguno de los tres obtuvo el 5 % de los votos necesarios a nivel nacional en las elecciones generales celebradas el domingo para conservar su inscripción en el registro de organizaciones políticas (ROP) de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

El Partido Aprista perdió la inscripción incluso antes de la votación, pues acabó por no presentar candidatos en estos comicios, sumido en una profunda división interna por quien tomaba el control del partido.

Por su parte, el Partido Nacionalista apenas congregó 1,3 % de los votos, según el conteo rápido realizado por la encuestadora Ipsos.

Peor le fue aún a Contigo, que en los últimos tiempos había abrazado posturas de ultraderecha y ha terminado con un residual y marginal 0,2 %.

Estos tres partidos han seguido el mismo camino que tuvo las elecciones anteriores de 2016 Perú Posible, el partido que llevó al poder al expresidente Alejandro Toledo (2001-2006).

ENVUELTO EN EL CASO ODEBRECHT

Los cuatro expresidentes están envueltos en el capítulo peruano del caso brasileño Lava Jato en Perú, que tuvo como gran protagonista a la constructora brasileña Odebrecht, que pagó sobornos y financió campañas electorales a líderes políticos de una docena de países de Latinoamérica.

Toledo está a la espera de ser extraditado desde Estados Unidos por haber recibido presuntamente 34 millones de dólares en sobornos, mientras que García se suicidó en 2019 de un disparo en la cabeza cuando iba a ser detenido por la misma razón.

A Humala se le imputa un presunto lavado de dinero en la financiación de sus campañas electorales por dinero supuestamente entregado por Odebrecht y Kuczynski permanece en arresto domiciliario por presuntos pagos que le realizó Odebrecht a su consultora cuando era ministro de Toledo.

LA MILITANCIA ES CLAVE

Entre los requisitos para recuperar la inscripción está contar con al menos 25.287 afiliados al partido, barrera más flexible que la que se exigía hasta hace poco, cuando se solicitaba contar con más de 700.000 firmas de ciudadanos.

Esa cantidad de firmas logró reunir el centrista y liberal Partido Morado para concursar en estas elecciones donde puede terminar perdiendo su inscripción.

El Partido Morado, del actual presidente interino Francisco Sagasti, obtuvo apenas el 3,4 % de los votos a nivel nacional para la candidatura presidencial de su líder, Julio Guzmán.

Puede conservar su inscripción si logra llevar al Congreso parlamentarios por dos de las veintisiete circunscripciones distintas, algo que todavía no es seguro.

Al Partido Morado puede salvarle la sureña región de Arequipa o la nueva circunscripción creada en estas elecciones para los peruanos en el extranjero, pues de momento solo tiene asegurado llevar legisladores al Congreso por Lima.

(c) Agencia EFE