Partido opositor busca dar marcha atrás a la cuarentena absoluta en El Salvador

Agencia EFE

San Salvador, 8 may (EFE).- Tras casi dos días de cuarentena "absoluta" y "rígida" en El Salvador, el partido opositor Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha) pidió este viernes dar marcha atrás a las medidas más cuestionadas y acudió a la Corte Suprema.

El grupo parlamentario de Arena anunció que solicitará al Congreso la derogación de una ley de confinamiento obligatorio, aprobada el pasado 5 de mayo por este órgano de Estado y en la que el Ejecutivo de Nayib Bukele respalda el recrudecimiento de la cuarentena.

Los diputados, al igual que el principal gremio de empresarios privados, cuestionan principalmente la prohibición de la circulación del transporte público, no permitir a los ciudadanos desplazarse entre los diferentes municipios y únicamente permitir la compra de alimentos y medicamentos de acuerdo al último dígito del número de identidad.

El Gobierno únicamente permite la circulación de personas que trabajen en áreas esenciales para atender la pandemia y mantener a disposición de la población comida, medicamentos y servicios básicos.

Ante la polémica que causó la prohibición del transporte, el Gobierno emitió horas después de anunciar la medida la noche del miércoles un decreto en el que se ordena a las empresas saldar la necesidad de movilización de sus empleados.

El partido Arena manifestó en un comunicado de prensa que los decretos de Bukele que establecen las nuevas medidas permiten "claras violaciones a los derechos constitucionales" y que el Gobierno "está castigando al pueblo".

Los legisladores sostienen que estas medidas se implementaron "sin ninguna base legal" y que "la restricción de derechos fundamentales no es competencia del Ejecutivo".

"Estoy muy preocupada por la implementación de la ley de cuarentena, porque la ley no establecía ningún estado de excepción, ningún estado de sitio", advertía el jueves la diputada de Margarita Escobar.

Por su parte, el diputado suplente Carlos García pidió a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que ordene la suspensión de las citadas medidas.

Explicó que los decretos ejecutivos establecen dos días más de cuarentena que los autorizados por los diputados para la cuarentena obligatoria, en la que se puede detener y confinar hasta por la fuerza a las personas que salgan de sus casas sin autorización.

"Vemos muchas contradicciones, tanto con el decreto legislativo, como con la Constitución", dijo a periodistas García, quien acusó al Gobierno de "improvisar" ante la pandemia de COVID-19.

Según reportes de la prensa local, miles de trabajadores se vieron afectados por la falta de transporte, al menos el primer día de la cuarentena "absoluta".

QUIEREN "CADÁVERES EN LAS CALLES"

Luego de que se conocieran las solicitudes de Arena, el presidente salvadoreño aseguró desde su cuenta oficial de Twitter que "babean por ver cadáveres tirados en las aceras y poder culpar al Gobierno", sin hacer referencia directa al partido opositor.

"La única esperanza para evitar una catástrofe sanitaria en nuestro país es que funcione esta cuarentena especial", acotó el jefe de Estado.

Bukele mantiene una tensa relación con el Congreso desde el 9 de febrero pasado, cuando ingresó escoltado por policías y soldados armados con fusiles de asalto y se sentó en la silla del presidente de ese órgano de Estado.

El mandatario reconoció meses después que dicha acción fue para presionar a los legisladores para que aprobaran un préstamo millonario para seguridad.

CONFUSO TIROTEO

El jueves se registró cerca de la capital un confuso tiroteo en el que falleció una personas, que según la Fiscalía General de la República era pandillero.

La versión oficial señala que esta persona supuestamente "embistió con su vehículo" a un grupo de policías y soldados en un control de tránsito.

"Las primeras investigaciones indican que se realizaron disparos al vehículo antes descrito", de los que uno le impactó en la espalda, sostuvo un portavoz de la Policía.

Dos soldados fueron detenidos como medida administrativa mientras se investiga el hecho, que ha generado algunas criticas al Gobierno por supuesto uso injustificado de las armas.

El Salvador registró este viernes su decimosexta muerte a causa del COVID-19, mientras que un niño de seis meses de edad sobrevivió a la enfermedad y recibió el alta, de acuerdo con el Ministerio de Salud.

(c) Agencia EFE