Partido de Merkel sufre reveses en elecciones regionales

GEIR MOULSON
·2  min de lectura
La canciller alemana Angela Merkel (izq) y el titular de la Unión Demócratacristiana Armin Laschet (der) en Duesseldorf, Alemania el 18 de agosto del 2020. (AP Photo/Martin Meissner, File)

BERLÍN (AP) — El partido centroderechista de la canciller alemana Angela Merkel parecía encaminado a derrotas severas en elecciones en dos regiones el domingo, seis meses antes de las elecciones nacionales que determinarán el sucesor de la mandataria.

Las elecciones fueron en dos estados del sudoeste del país: Baden-Wuerttemberg y Rin-Palatinado. Con ellas comienza una temporada electoral que culminará el 26 de septiembre con las elecciones nacionales.

El partido de Merkel ha sufrido varios reveses recientes. Cunde el descontento económico, la campaña de vacunación anticoronavirus ha avanzado lentamente y el número de casos está subiendo. Además, han surgido denuncias de que dos legisladores lucraron gracias a acuerdos para vender las mascarillas sanitarias en medio de la pandemia.

El partido de Merkel, la Unión Demócratacristiana, ya estaba en apuros para competir contra gobernadores populares que son de partidos rivales. Los partidos de esos gobernadores -- el Partido Verde en Baden-Wuerttemberg y el centroizquierdista Social-Demócrata en Rin-Palatinado -- estaban en posición para llegar de primero con 8 puntos más que el partido de Merkel, según proyecciones de las emisoras ARD y ZDF.

De confirmarse las cifras, sería el peor desempeño del partido de Merkel en esos estados en la Alemania de la posguerra.

Wolfgang Schaeuble, titular del parlamento alemán y líder veterano de la UDC, trató de minimizar la importancia de los resultados, afirmando que se debieron en gran parte a la personalidad de esos gobernadores.

“Esta no es una buena jornada para la UDC pero ello era previsible”, manifestó.

En Baden-Wuerttemberg, el único gobernador en Alemania que es del Partido Verde, Winfried Kretschmann, se ha vuelto popular entre los votantes tras 10 días a cargo de una región donde están las sedes de las empresas automotrices Daimler y Porsche. La región antes era baluarte de la UDC hasta que Kretschmann ascendió al poder tras el desastre nuclear de Fukushima en Japón en el 2011 Fukushima, un acontecimiento que aceleró la desaparición de la energía nuclear en Alemania.