El Partido Laborista de la oposición británica priorizaría a la UE en comercio

·2  min de lectura
Imagen de archivo de la candidata del Partido Laborista del Reino Unido, Emily Thornberry, hablando después de los resultados de la elección general en el distrito de Islington South fueron anunciados, en Londres

Por William James

BRIGHTON, Inglaterra, 27 sep (Reuters) - El Partido Laborista de la oposición haría de la reconstrucción de los lazos de Reino Unido con la Unión Europea su prioridad comercial, poniendo al bloque por encima de los acuerdos con Estados Unidos y el Indo-Pacífico en la era post-Brexit, dijo el lunes su jefa de política comercial Emily Thornberry.

El primer ministro conservador, Boris Johnson, sólo lleva dos años de un posible mandato de cinco años, pero los laboristas están aprovechando su conferencia anual en el sur de Inglaterra para presentarse como una alternativa de Gobierno plausible ante un Reino Unido acosado por la escasez de combustible, las estanterías vacías y el aumento de los precios de la energía.

El Gobierno ha hecho de la entrada en el Indo-Pacífico su prioridad comercial, con la vista puesta en las exportaciones de primera calidad a sus clases medias en rápida expansión y en el aumento de la demanda de servicios profesionales británicos.

Pero Thornberry dijo a Reuters que se centraría en reparar las asociaciones comerciales más cercanas, que se han visto afectadas por el aumento de la burocracia y el deterioro de las relaciones diplomáticas causado por las rencorosas negociaciones de salida de la UE.

"La realidad es que siempre es más fácil comerciar con los que están geográficamente cerca, así es como funciona", dijo Thornberry.

Describió el acuerdo de libre comercio firmado con la UE en la víspera de Navidad de 2020 como "endeble" y "desesperado", pero dijo que hay margen para construir sobre él y restaurar un acuerdo que funcione mejor con el mayor mercado de exportación de Reino Unido.

Desde la salida de la UE, los exportadores británicos de algunos sectores se han visto excluidos de los mercados de la UE o se han visto totalmente excluidos por las exigencias de las nuevas normas aduaneras.

El primer paso de Thornberry sería llegar a un acuerdo con la UE para resolver los problemas de transporte de alimentos entre Reino Unido y la UE, y entre Reino Unido e Irlanda del Norte.

El Gobierno ha dicho que quiere encontrar soluciones, pero que no va a vincular su norma alimentaria de forma permanente a la legislación de la UE.

Un acuerdo veterinario podría ayudar a reconstruir la confianza con Bruselas y abrir la puerta a pequeños acuerdos sobre una serie de asuntos difíciles que se retrasaron o quedaron sin resolver con el acuerdo de 2020, dijo Thornberry.

"Construir sobre lo que hay, reparar los baches, ser pragmáticos, ser realistas, ser políticos maduros y no dogmáticos", dijo Thornberry.

(Reporte de William James; edición de Angus MacSwan; traducción de Flora Gómez en la redacción de Gdansk)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.