El partido de Jair Bolsonaro pidió invalidar los votos de algunas urnas electrónicas por “mal funcionamiento”

Simpatizantes del presidente brasileño Jair Bolsonaro participan en una manifestación contra los resultados de la segunda vuelta electoral, frente a la sede del Ejército en Brasilia, el 15 de noviembre de 2022.
Simpatizantes del presidente brasileño Jair Bolsonaro participan en una manifestación contra los resultados de la segunda vuelta electoral, frente a la sede del Ejército en Brasilia, el 15 de noviembre de 2022. - Créditos: @SERGIO LIMA

SAN PABLO.- El Partido Liberal (PL), del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, impugnó las elecciones del mes pasado en las que perdió ante su rival, Luiz Inacio Lula da Silva, según un documento presentado ante el Tribunal Superior Electoral (TSE), en el que alega que los votos de algunas urnas electrónicas deberían ser “invalidados”.

Es poco probable que el requerimiento del partido Bolsonaro, informado primero por CNN Brasil, llegue lejos, ya que la victoria de Lula fue ratificada por el TSE y reconocida por los principales políticos de Brasil y aliados internacionales, incluido Estados Unidos.

El presidente Jair Bolsonaro, en su primera aparición tras el resultado de las elecciones (Photo by EVARISTO SA / AFP)
El presidente Jair Bolsonaro, en su primera aparición tras el resultado de las elecciones (Photo by EVARISTO SA / AFP) - Créditos: @EVARISTO SA

Según la documentación aportada por el PL, Bolsonaro obtuvo el 51,05% de los votos en el ballottage del 30 de octubre frente al líder del Partido de los Trabajadores (PT). Para el PL, no todas las urnas electrónicas son auditables y solo se prestan a controles los aparatos modelo UE2020. El TSE reconoció el triunfo de Lula con el 50,9% frente al 49,1% del mandatario.

Alexandre de Moraes, el juez del Supremo Tribunal Federal (STF) que actualmente dirige el TSE, dijo en un fallo visto por Reuters que la coalición electoral de Bolsonaro, que presentó la queja, debe presentar la auditoría completa de ambas rondas de la votación del mes pasado dentro de las 24 horas posteriores a las elecciones, o la rechazaría.

La coalición de Bolsonaro dijo que su auditoría de la segunda vuelta del 30 de octubre entre Bolsonaro y Lula había encontrado “signos de mal funcionamiento irreparable” en algunas máquinas de votación electrónica.

“Hubo indicios de graves fallas que generan incertidumbres e imposibilitan la validación de los resultados generados” en los modelos más antiguos de las máquinas de votación, dijeron los aliados de Bolsonaro en su denuncia. Como resultado, instaron a que los votos de esos modelos sean “invalidados”.

Bolsonaro, un capitán retirado del Ejército de extrema derecha, ha afirmado durante años que el sistema de votación electrónica del país es susceptible de fraude, sin aportar pruebas que lo justifiquen.

Fernando Bergallo, jefe de operaciones de FB Capital, dijo que el intento de Bolsonaro de impugnar los resultados electorales era poco probable que llegara lejos, pero que añadiría “pesimismo económico además de todo lo que ya tenemos”.

Agencia Reuters