El partido gobernante de México arrecia ataques contra autoridad electoral

Ciudad de México, 12 abr (EFE).- El partido mexicano en el poder, el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), arreció este lunes sus ataques contra el Instituto Nacional Electoral (INE) por cancelar a sus candidatos, en particular a Félix Salgado Macedonio, senador con licencia acusado de violación.

Salgado Macedonio, acusado de violencia sexual por cinco mujeres, amenazó a los consejeros electorales que no le devuelvan su candidatura a gobernador de Guerrero en la sesión extraordinaria que tendrán este martes por orden del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

"Si no se reivindican, se los decimos de una vez, los vamos a hallar a los siete, los vamos a buscar y vamos a ir a ver a (Lorenzo) Córdova (presidente del INE) ¿no le gustaría al pueblo de México saber dónde vive Lorenzo Córdova? ¿Cómo está su casita?", exclamó.

La candidatura de Salgado Macedonio, aliado del presidente Andrés Manuel López Obrador, despierta polémica desde diciembre porque acumula cinco acusaciones de violación y abuso sexual, según propias militantes de Morena, incluyendo una presunta víctima menor de edad en 1998.

El 25 de marzo pasado, el INE canceló su registro como candidato a gobernador de Guerrero, pero lo hizo porque "no entregó el informe de gastos de precampaña" que establece la ley electoral mexicana para los procesos internos de los partidos.

El INE también canceló el registro de Raúl Morón, aspirante de Morena a gobernador de Michoacán, y sancionó a decenas de candidatos a diputados.

Pero el TEPJF falló el viernes pasado para que el INE realice una nueva sesión, que será este martes, para que revise su sanción.

Por ello, el líder de Morena, Mario Delgado, convocó a decenas de aspirantes este lunes para presionar al INE, aunque negó que las declaraciones de Salgado Macedonio fuesen amenazas.

"No se ha hecho ninguna amenaza aquí a nadie, este es un movimiento pacífico, a lo largo de todos estos años hemos demostrado que es un movimiento pacífico, hoy estamos aquí cantando, estamos bailando", respondió a los cuestionamientos de los medios.

Al igual que López Obrador, Delgado ha acusado a los consejeros del INE de comportarse como opositores de su proyecto de la "Cuarta Transformación" por una reforma que impide a los servidores públicos ganar más que el presidente de México.

"No hay ninguna agresión para nadie, estamos exigiendo, sí, que se actué con imparcialidad, estamos exigiendo que el árbitro no se convierta en un jugador y que no abuse y trate de sacar a la mala a nuestros candidatos", expresó el líder de Morena.

Tras la polémica y un llamado "al respeto mutuo" hecho por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, el senador matizó sus declaraciones.

"No pasa nada, ahora no voy por eso a su casa, ya no vamos, para que esté tranquilo el señor, no es amenaza, no es violencia, ya nos vamos, terminando su sesión los señores", manifestó.

Aun así, el político advirtió que los simpatizantes de Morena permanecerán frente a la sede del INE hasta que decidan su futuro político al adelantar que ya tienen lista la impugnación legal.

"Nosotros nos vamos mañana una vez que conozcamos el resultado, no estamos presionando, no estamos lastimando a nadie, no estamos bloqueando ninguna arteria, nosotros no estamos ejerciendo violencia", insistió.

(c) Agencia EFE