Partido de Capriles rechaza condonación de deuda de San Vicente y Granadinas

·2  min de lectura
MIGUEL GUTIERREZ/EFE

El partido opositor de Venezuela Primero Justicia (PJ), del cual forma parte el dos veces candidato presidencial Henrique Capriles, rechazó el viernes que el régimen de Nicolás Maduro condonara la deuda de $70 millones que tenía San Vicente y las Granadinas con PetroCaribe.

“El régimen de Maduro reafirma con esta acción que su interés no es el bienestar de los venezolanos. Por el contrario, utiliza los recursos de nuestro país con un solo objetivo, permanecer en el poder, construyendo alianzas con países que justifiquen en el concierto internacional su dictadura y su sistemática violación de derechos humanos”, expresó el partido en un comunicado de prensa.

Señaló que, mientras “los venezolanos tienen el salario mínimo más bajo de la región, más de 12 estados del país están sometidos a los estragos de las lluvias, los servicios públicos están colapsados y la canasta básica es inalcanzable para más del 80 % de la población, Maduro sigue regalando” el dinero de la nación “a sus aliados internacionales”, lo que, “sin duda, constituye una traición al pueblo de Venezuela”.

“La única forma de que esta situación no continúe, es que podamos, con el apoyo internacional y la presión del pueblo venezolano, lograr condiciones electorales que nos permitan tener una elección presidencial libre y verificable, que permita que los venezolanos podamos elegir un nuevo presidente”, añadió el partido.

La cancelación de dicha deuda fue dada a conocer el pasado miércoles por el primer ministro de San Vicente y Granadinas, Ralph Gonsalves, a medios locales, al regresar a su país después de una visita de varios días a Venezuela.

Gonsalves anunció que Venezuela canceló la deuda de $70 millones que el pequeño país caribeño mantenía con PetroCaribe, lo que representa la totalidad de lo adeudado por esta nación a ese programa.

El primer ministro destacó que, como resultado de esta acción, se podría disminuir la deuda nacional de San Vicente y Granadinas en un 9 %.

Además, explicó que el Gobierno venezolano se comprometió a reducir a la mitad la deuda de otros países miembros de la Organización del Caribe Oriental (OECS) y a entregar 150 casas prefabricadas para ayudar a las personas que perdieron sus hogares por la erupción del volcán La Soufriere.

Al respecto, el opositor venezolano Julio Borges, quien cuestionó que el régimen cancelara la deuda de San Vicente y las Granadinas, aseveró el miércoles que los $70 millones condonados pudieron servir para entregar “un salario mínimo a 2.5 millones de familias” venezolanas.

“A Maduro no le importa el sufrimiento de los venezolanos. Su único propósito es mantenerse en el poder, embargando al país para ganar aliados en el mundo que justifiquen su dictadura”, aseveró el exdiputado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.