Partidarios de Saakashvili ponen fin a una huelga de hambre masiva

·1  min de lectura

Tiflis, 1 ene (EFE).- Cerca de 150 partidarios del encarcelado expresidente georgiano Mijail Saakashvili pusieron hoy fin, a petición de su líder, a la huelga que hambre que iniciaron el 21 de diciembre pasado para exigir su libertad.

A través de Gueorgui Mshvenieradze, uno de sus abogados, Saakasjhvili pidió a sus seguidores, que depusieran la huelga de hambre, y advirtió de que en caso de que no lo hicieran él retomaría la huelga de hambre, que tras 50 días obligó a su hospitalización.

El líder del opositor Movimiento Nacional Unido (MNU), Nikanor Melia, indicó que los militantes de la formación, fundada en su tiempo por Saakashvili, aceptaron la petición del exmandatario.

"Si Mijaíl Saakashvili reanuda la huelga de hambre ello tendría consecuencias fatales para él", dijo Melia en declaraciones a la prensa recogidas por la televisión local.

Al mismo tiempo, el líder del MNU subrayó que la oposición adoptará "nuevas formas de lucha para conseguir la libertad de Saakashvili.

El jueves pasado, el exmandatario, de 54 años, fue devuelto a la prisión de Rustavi, en las afueras de Tiflis, después de recibir tratamiento en un hospital penitenciario para recuperarse de la huelga de hambre que inició el 1 de octubre después de ser detenido tras entrar clandestinamente en el país.

Condenado en ausencia en 2018 a tres y seis años de prisión mientras se hallaba en extranjero, Saakashvili afronta actualmente tres juicios, uno de ellos por malversación de fondos públicos, en los que de ser declarado culpable podría ser sentenciado a hasta once años de cárcel.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.