Los partidarios de Moqtada al-Sadr abandonan la Zona Verde de Bagdad tras el llamado de su líder

·1  min de lectura

Este 30 de agosto, tras violentos enfrentamientos en la Zona Verde de Bagdad entre activistas de Moqtada al-Sadr y fuerzas leales al gobierno, el líder religioso intervino para pedir a sus partidarios que volvieran a casa.

Con nuestros corresponsales especiales en Irak, Guilhem Delteil y Bertrand Haeckler.

El líder religioso habló a mediodía del martes en su bastión de Nayaf, al sur de Bagdad. "Si todos los miembros del Movimiento Sadrista no se retiran en 60 minutos de todas partes, incluso de la sentada [frente al Parlamento], los repudiaré", dijo Moqtada al-Sadr en tono firme en una conferencia de prensa.

Lea también: Irak: ¿por qué se enfrentan las milicias chiitas entre ellas?

El líder religioso pidió disculpas al pueblo iraquí, que fue el único afectado por los hechos, dijo. "Irak debe luchar ahora contra la corrupción y la violencia", afirmó, dando pues una hora a sus partidarios para irse.

La multitud abandona la escena

Pero los partidarios de Sadr no esperaron a que expirara el plazo. Rápidamente, la multitud comenzó a marcharse. El ejército también levantó en pocos minutos el toque de queda impuesto en el país desde el lunes. El presidente del Parlamento, Mohammed al-Halbusi, agradeció a Moqtada al-Sadr su intervención.

La situación parece calmarse, aunque este martes por la mañana seguían produciéndose intensos combates en la Zona Verde, donde se encuentran los ministerios y embajadas de la capital iraquí. Los proyectiles de mortero cayeron en esta zona, que se supone muy segura, incluso en zonas residenciales.


Leer más sobre RFI