Partidarios de expresidenta encarcelada protestan en Seúl

Partidarios de la expresidenta Park Geun-hye ondean banderas nacionales durante una manifestación en el centro de Seúl, Corea del Sur, el sábado 1 de abril de 2017. (AP Foto/Lee Jin-man)

SEÚL, Corea del Sur (AP) — Ondeando la bandera surcoreana, las barras y estrellas de Estados Unidos y entonando lemas de corte militar, decenas de miles de partidarios de la encarcelada expresidenta de Corea del Sur Park Geun-hye marcharon el sábado en la capital del país para pedir que sea liberada, tras su detención por acusaciones de corrupción.

Park fue detenida el viernes por acusaciones de que conspiró con una confidente para extorsionar dinero a empresas, recibir sobornos y permitir que su amiga interfiriera de forma ilícita con asuntos del estado.

La Corte Constitucional determinó el 10 de marzo destituirla del cargo tras su impugnación en diciembre.

En una muestra las profundas divisiones en el país, los oponentes de Park celebraron sus propias protestas en calles cercanas, celebrando su arresto y pidiendo que se deroguen sus políticas conservadoras. La policía de Seúl empleó miles de agentes y cientos de autobuses para separar a los dos grupos, que han dividido las calles de la ciudad con sus manifestaciones en los últimos meses.

La detención de Park supuso una caída demoledora para la primera mujer que presidió Corea del Sur, y que había logrado una amplia derrota sobre su rival progresista en las elecciones de 2012 gracias al apoyo abrumador de los votantes conservadores mayores, que recordaban a su padre dictador como a un héroe que reconstruyó un país devastado por la guerra entre 1950 y 1953 contra Corea del Norte.

Reunidos en calles junto al Ayuntamiento, los defensores de Park, muchos de 60 años o más, corearon "Liberen a la presidenta Park Geun-hye" y "Disuelvan la Asamblea Nacional", y rugieron en gesto de aprobación cuando los organizadores acusaron a los rivales políticos de Park de "izquierdistas simpatizantes con Corea del Norte" y "chaqueteros".

La fiscalía puede detener a Park durante un máximo de 20 días, en los que se espera que presenten cargos formales en su contra. La acusación más grave alega que Park recibió sobornos por valor de decenas de millones de dólares de la gigante tecnológica Samsung a cambio de favores para la compañía, lo que podría suponer una pena de prisión de más de 10 años e incluso cadena perpetua si es condenada.

Park se ha disculpado por confiar en su amiga Choi Soon-sil, también encarcelada, aunque afirma que no quebrantó la ley.