Partidarios de Biden en Miami: "Ha llegado un nuevo día" para EEUU

Agencia EFE
·4  min de lectura

Miami, 7 nov (EFE News).- Cientos de personas festejaron este sábado en Miami (Florida, EEUU) el triunfo electoral del exvicepresidente demócrata Joe Biden y la llegada de "un nuevo día" a un país cansado de división.

Los partidarios de Biden y su compañera de fórmula, Kamala Harris, desfilaron en automóviles ante la histórica Torre de la Libertad, mientras en las aceras una multitud a la que se iba sumando gente gritaba, agitaba banderas, golpeaba cacerolas y bailaba salsa para manifestar su alegría.

"Estamos celebrando la victoria del presidente Biden. la gente se cansó de tanta división, tanto racismo y tanto insulto y quiere otro tipo de liderazgo", dijo a Efe el venezolano Carlos Andrade, quien hacía ondear una bandera de Venezuela junto a una de EE.UU. ante el paso de los automóviles de partidarios del exvicepresidente.

A su lado un nicaragüense, Christian Ulvert, señaló que "ha llegado un nuevo día" para Estados Unidos y para los hispanos de este país que "por cuatro años han sido insultados por Trump".

Además del "You're fired" (estás despedido) había carteles en los que se pedía a Alexa, "un cambio de presidente", otros que daban la bienvenida a los inmigrantes y otros simplemente con la leyenda "Biden presidente".

El exvicepresidente (2009-2017) fue el candidato más votado en Miami-Dade. un bastión demócrata, aunque con menos votos que los que obtuvo Hillary Clinton en 2016, pero Trump ganó el estado de Florida por casi 3,5 puntos de ventaja.

Los festejos de los partidarios de Trump se llevaron a cabo la noche del día de las elecciones y duraron hasta la madrugada. A fines de semana hubo alguna manifestación en apoyo de Trump, mientras ambos candidatos esperaban que se terminarán los escrutinios en estados claves.

La larga espera terminó este sábado cuando Pensilvania se sumó a la lista de estados ganados por Biden, que ya logró los 270 votos del Colegio Electoral necesarios para ser declarado presidente.

En medio de la manifestación en Miami un tren de mercancías con destino al puerto pasó por una vía cercana a la Torre de la Libertad y el maquinista hizo sonar varias veces su bocina, lo que fue recibido con gritos de alegría por los concentrados.

Para este sábado estaba prevista en la misma zona una manifestación en apoyo de que se siguieran contando los votos frente a las demandas de Trump de que se parara el escrutinio en varios estados. Esa manifestación se transformó en esta fiesta demócrata en el corazón de Miami.

Todo el mundo llevaba mascarillas pero era difícil de guardar la distancia de seguridad pues agentes de la policía de la ciudad en bicicleta impedían a los que se encontraban en la acera salir a la calzada y el espacio era muy reducido.

Alex Suárez, un hombre vestido de Superman con pantalla facial para protegerse de la covid-19, dijo ser unos de los cubanos que votaron por Biden, en contra de la mayoría de esa comunidad.

Junto a él paseaba entre los manifestantes Ralph Reichardt, vestido de Capitán América.

"Llevamos tres meses vestidos de superhéroes para pedir el voto por Biden y Kamala Harris", dio a Efe Suárez, orgulloso de que hayan escrito mucho de ellos en las redes.

Familias con niños, muchos jóvenes y también muchos latinos y negros celebraron la victoria de su candidato a los pies de la Torre de la Libertad, un edificio de los años 20 que imita a la Giralda de Sevilla y fue el primer sitio al que llevaron en 1959 a los cubanos llegados huyendo del triunfo de la revolución en Cuba.

La lluvia estuvo amenazando toda la tarde con hacer acto de presencia y llegaron a caer algunos chaparrones, que fueron recibidos con gritos de entusiasmo por los manifestantes.

En una esquina un grupo bailaba salsa con camisetas en las que se leía: "100 % anticomunista, 100 % antifascista, 100 % antirracista, 100 % con Biden".

El venezolano Andrade subrayó que la política de Trump respecto a Venezuela no ha dado resultado alguno, porque "fue un teatro para captar votos" y los perjudicados fueron "el pueblo venezolano en Venezuela y los venezolanos llegados aquí".

Biden ha apoyado que se les otorgue un Estatuto de Protección Temporal (TPS) para que puedan regularizar su situación quienes huyeron de la crisis de todo tipo que agobia al país sudamericano.

Durante la campaña se conoció que la Administración Trump, que pedía el voto a los venezolanos nacionalizados estadounidenses con el argumento de que iba a devolver la libertad a Venezuela y a impedir que el socialismo llegara a Estados Unidos, deportó a terceros países a muchos venezolanos sin permiso.

"Ha llegado un nuevo día", subrayó el nicaragüense Ulvert, quien aseveró que los hispanos van "a ser por fin respetados por la Casa Blanca".

(c) Agencia EFE