Parques industriales: elementos clave del Pacto Mundial de la ONU y el desarrollo de la economía verde

·3  min de lectura

El cuidado del medioambiente, hoy, es un pilar en la estrategia de negocio, lo que ha provocado que se incremente la demanda de espacios sustentables. Con ello se busca contribuir al cumplimento de los objetivos  medioambientales, aseguró FINSA.  

“Hoy, vivimos un cambio de paradigma. Como empresas hemos dejado de tener una visión sesgada y comenzado a tener una integral. Las corporaciones buscan no solo la productividad y rentabilidad, también el bienestar social, medioambiental y de comunidad”, aseguró Sergio Argüelles, Presidente y CEO de FINSA. 

En este sentido, para reforzar su compromiso, FINSA se integró en agosto al Pacto Mundial de las Naciones Unidas. Se trata de una de las  iniciativas más grandes de sostenibilidad en el mundo, con más de 15 mil compañías asociadas en 160 países.

El UN Global Compact es un llamado para que las organizaciones empresariales incorporen en su estrategia de negocio y operaciones 10 principios universales. Estos están relacionados con los derechos humanos, el trabajo, el medio ambiente y la lucha contra la corrupción.

El UN Global Compact es un llamado para que las organizaciones empresariales incorporen en su estrategia de negocio y operaciones 10 principios universales. (Foto: Especial)

FINSA tiene como parte de sus objetivos de negocio consolidar su estrategia gestionando proyectos con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Estos proyectos están alineados a la nueva generación de parques industriales inteligentes, que tienen como propósito crear valor a largo plazo. Además se busca ayudar a sus usuarios a cumplir con compromisos en materia sostenible.

LAS HERRAMIENTAS

Entre la asesoría que ofrecen está generar estrategias y soluciones para contrarrestar el cambio climático y reducir su huella de carbono. Hoy las empresas en Estados Unidos se han fijado el objetivo de descarbonizar por completo su economía para 2050. Esto se logra con acciones que van desde contribuir con la generación de energías eficientes y limpias, hasta implementar prácticas sustentables en sus procesos productivos.

También se busca, en el caso específico de América del Norte, dar cumplimiento a uno de los capítulos más innovadores del T-MEC. Se trata del relacionado con el comercio y medio ambiente con compromisos concretos y obligaciones para evitar sanciones comerciales por su violación.

FINSA prevé que la sostenibilidad sea algo obligatorio para las operaciones empresariales, así como las certificaciones tipo LEED Gold, campo en donde el desarrollador industrial ya ha avanzado consiguiendo que cerca del 40 por ciento de los inmuebles industriales certificados a nivel nacional sean de ellos. Con ello se ha logrado la reducción de 2,200 toneladas de CO2, 3,800 MWh menos de consumo eléctrico y el ahorro de 16,900 m3 de agua. 

El mercado inmobiliario industrial fomenta el desarrollo del concepto de industria verde. Por tal motivo se ha puesto en marcha la Nueva Generación de Parques Industriales Inteligentes y Sustentables camino a 2030. Esto se ha desarrollado por la Asociación Mexicana de Parques Industriales. De esta forma se han creado estándares medioambientales en la gestión y monitoreo de consumo de energía, agua, generación de economías circulares, el uso de residuos y materiales, calentamiento global y ecosistema natural, estableciendo mejores prácticas de uso eficiente del agua, la energía y el suelo. N