En el Parque Seminario de Guayaquil, las iguanas conviven con el público