El Parque Nacional Revillagigedo pierde premio mundial ante falta de recursos para su operación

Verónica Santamaría / @VeronuK
·9  min de lectura

EL PARQUE NACIONAL REVILLAGIGEDO, en la península de Baja California, recientemente fue nominado por el Marine Conservation Institute de Estados Unidos para ser parte de la iniciativa Blue Parks (Parques Azules), la cual reconoce el trabajo de conservación de la flora y fauna silvestre de los ecosistemas marinos en un Área Marina Protegida (AMP).

Sin embargo, ante la incertidumbre financiera tras el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2021 (PEF 2021) en México y la falta de garantías económicas para esta protección, el Consejo de Ciencias de la institución decidió finalmente no otorgarle el premio.

Organizaciones de la sociedad civil y la misma dirección del Instituto de Conservación Marina lamentaron la decisión, pero no descartan que el Parque Nacional Revillagigedo o cualquier otra Área Marina Protegida en México vuelvan a estar nominadas para recibir este reconocimiento.

La Dra. Sarah Hameed, directora de Blue Parks y científica senior en Estados Unidos, explica a Newsweek México algunas de las determinantes que los llevó a tomar esta decisión.

También lee: Revillagigedo: un legado ambiental sin precedentes

“El Parque Nacional Revillagigedo fue nominado para un premio Blue Park este año. El Consejo de Ciencias ha decidido tomar esta decisión [quitarle] del Premio Parque Azul para el Parque Nacional Revillagigedo, a la luz de la reducción del 75 por ciento en el presupuesto de Conanp [Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas]”, señala.

En el mismo correo, la Dra. Hameed describe que la valoración de Blue Park incluye una evaluación del presupuesto y la capacidad de los nominados para implementar eficazmente los planes de gestión, monitoreo ecológico y cumplimiento. Con base en un estudio de Gill et al. (2017) se revela la fuerte asociación que existe entre el personal de las Áreas Naturales Protegidas, la capacidad presupuestaria y los resultados de conservación.

En ese sentido, la especialista expresa que, aunque el Parque Nacional Revillagigedo cuenta con algunas fuentes de financiamiento fuera de su presupuesto y personal a través de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), queda por ver si el equipo de gestión de Revillagigedo podrá continuar implementando eficazmente sus estrategias de gestión, monitoreo y aplicación con reducciones tan grandes al presupuesto.

“Estos recortes presupuestarios y de personal podrían tener efectos muy perjudiciales en la capacidad del Parque para salvaguardar la biodiversidad marina”, añade.

LA INCERTIDUMBRE PARA CONTINUAR CON EL CUIDADO AL AMBIENTE

Para Alejandro Castillo, director del Programa de Gestión Política y coordinador de Proyectos de Conservación Marina y Pesca Sustentable de la organización Pronatura Noroeste, A. C., esta determinación ante los Blue Park Awards o el Premio de los Parques Azules es un reconocimiento nuevo, con casi dos años, de otorgar esta condecoración a aquellos parques que tienen una biodiversidad muy destacada, y que, además, están siendo efectivos en su manejo.

“Desde el punto de vista ambiental, se reconoce a un área protegida, que pese a todas las dificultades que tiene, hace un buen desempeño al realizar todo lo que puede con los pocos recursos que tienen, y eso es muy aplaudible. Eso es superpositivo para México, el decir que estamos haciendo bien nuestro trabajo”, dice el especialista Alejandro Castillo en entrevista con Newsweek México.

Castillo añade que para este gobierno habría sido positivo tener un reconocimiento internacional ante las pocas acciones que la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, en México, toma en favor de la conservación del medioambiente.

No te pierdas: Rehabilitación y liberación, el eslabón vital en los aseguramientos de fauna silvestre

“Le hubiera venido bien desde el punto de vista político y de medios, pero, desafortunadamente, no se otorga porque los evaluadores se dan cuenta de que México no está haciendo lo suficiente para proteger sus áreas naturales protegidas. Esa es la triste realidad”, afirma.

Para la iniciativa de Parques Azules del Instituto de Conservación Marina, tener océanos saludables es esencial para la prosperidad humana, pero la sobrepesca, el desarrollo desenfrenado, el cambio climático, la contaminación y la destrucción del hábitat marino empujan a los océanos al borde del desastre.

Por eso, los premios Blue Park incentivan la eficacia marina basada en la ciencia y la conservación con el objetivo de montar una red global de parques azules eficaces que cubra, al menos, el 30 por ciento del océano para salvaguardar la biodiversidad.

UN PATRIMONIO MUNDIAL AMBIENTAL QUE PIERDE LIDERAZGO

Según información de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), antes de declararse Área Natural Protegida, el Parque Nacional Revillagigedo era el Archipiélago de Revillagigedo descubierto por Hernando de Grijalva el 21 de diciembre de 1533. En él se han hecho estudios de procesos geológicos, oceanográficos y ecológicos.

Sin embargo, no fue sino hasta el 27 de noviembre de 2017, durante la administración de Enrique Peña Nieto, que se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Decreto que convierte el Archipiélago de Revillagigedo en Parque Nacional.

Con este manifiesto, en el que se declara Área Natural Protegida con carácter de Reserva de la Biosfera desde 1994, el Archipiélago de Revillagigedo ingresó en la Lista de Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), el 15 de julio del 2017.

El Parque Nacional Revillagigedo se encuentra en la península de Baja California y el Pacífico Norte, cuenta con una superficie total de 14 millones 808,780.12 hectáreas que se distribuye en 14 millones 793,261.90 hectáreas de extensión marina y 15,518.22 hectáreas de superficie terrestre. Es administrada por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas bajo la dirección del oceanógrafo Javier Alejandro González Leija.

Que el Revillagigedo pierda el reconocimiento al premio Blue Park significa dejar de lado la oportunidad de convertirse en un líder en conservación ambiental a nivel mundial. Foto: Conanp/Chris Vaughan-Jones

Ante ello, Alejandro Castillo, desde Pronatura Noroeste, considera que el que el Revillagigedo pierda el reconocimiento al premio Blue Park significa dejar de lado la oportunidad de convertirse en un líder en conservación ambiental a nivel mundial, puesto que esta Área Marina Protegida fue la primera en recibir esta nominación en México.

También explica que a esta AMP no le pasará nada por no recibir un reconocimiento “ni a la Conanp”, pero lo que sí se pierde es la oportunidad de mostrar que hay buen trabajo de conservación en México, además de ser identificado como un líder de conservación ante el cambio climático y el cuidado a las Áreas Marinas Protegidas.

“Justo Revillagigedo logró cumplir las Metas Aichi para los ecosistemas, hace un par de años, entonces, como que México había tenido un liderazgo importante y esto habría sido un paso más hacia eso, pero no, y lo demuestra la realidad donde México está dejando ese liderazgo que había tenido en términos de conservación y creo que eso no es positivo para el país”, denuncia.

Las Metas Aichi para la Diversidad Biológica son resultado de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible Rio+20 como parte de la decisión de los gobiernos para elaborar y aprobar una serie de Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para llevar a cabo acciones coherentes y focalizadas en aras del desarrollo sostenible.

Se trata de un conjunto de 20 metas agrupadas en torno a cinco objetivos estratégicos que deberían alcanzar los países firmantes rumbo al año 2020. Ante esto, el gobierno de México, en cumplimiento de esas metas, se comprometió a presentar resultados sustanciales a fin de año. El reto consiste en que 17 por ciento del territorio terrestre y 10 por ciento del territorio marino sean Áreas Naturales Protegidas.

“Esperaba que este gobierno pudiera mejorar mucho de las iniciativas de acciones de conservación que se habían emprendido antes y no. Vemos que se están perdiendo esas acciones”, señala Castillo.

¿CÓMO SE LLEGÓ A ESTA DECISIÓN?

En una segunda conversación electrónica con la Dra. Sarah Hameed, directora de la iniciativa Blue Parks, ella detalló a este medio que la decisión de retirar el premio fue a través de una carta firmada por la científica y el presidente del Instituto de Conservación Marina, Lance Morgan, dirigida a Roberto Aviña Carlin, comisionado Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

Dentro de los criterios del Premio Blue Park no se especifica un número de años o una cantidad específica en dólares de recursos financieros que una Área Marina Protegida (AMP) debe tener para calificar, pues esta iniciativa solo busca que los recursos financieros y de personal se mantengan constantes a lo largo del tiempo y que sean suficientes para que el equipo implemente su plan de gestión, monitoreo ecológico y programas de cumplimiento.

Hasta ahora, de acuerdo con Blue Parks, el Parque Nacional Revillagigedo es la primera Área Marina Protegida mexicana nominada al premio, por lo que no descartan que la situación financiera para la protección y conservación de áreas naturales protegidas en México mejore para celebrar el liderazgo del país en conservación marina en la implementación del Parque Nacional Revillagigedo.

“Esperamos evaluar otras AMP mexicanas para el premio, pero se tiene razón en que los recortes presupuestarios de la Conanp afectarán negativamente a todos los Parques Nacionales de México, por lo que dudo que califiquen para el Premio Parque Azul si no se restablece el presupuesto”, explica.

Te interesa: Revillagigedo, área natural protegida más grande de Norteamérica

En este sentido, la Dra. Hameed destaca que, aunque “hay desafíos para monitorear tanto la vida silvestre como las actividades ilegales en una gran área remota del océano como el Parque Nacional Revillagigedo, el equipo de administración ha hecho un trabajo sobresaliente a pesar de los recortes presupuestarios”.

Hasta ahora, 16 áreas Marinas Protegidas en el mundo han obtenido el Premio Blue Park, entre las que destaca la Reserva Marina de Galápagos, en Ecuador; el Santuario de Flora y Fauna de Malpelo, en Colombia, y el Parque Nacional Isla del Coco, en Costa Rica, categorizados como los grandes parques de conservación y protección en el mundo, donde México pudo haber estado.

En la madrugada del pasado viernes 13 de noviembre, la Cámara de Diputados de México aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación 2021 tras tres días de discusión a las mil reservas que se presentaron y cuyo gasto previsto será de 6 billones 295,736 millones de pesos.

En un análisis sobre el proyecto del PEF 2021 hecho por Grupo NOSSA, Noroeste Sociedad Civil para la Sustentabilidad Ambiental, se señala que para el siguiente año se destinan 30,948 millones 200,000 pesos para la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), de los cuales el PPEF destina a la Conanp un monto total de 866 millones 383,279 pesos, que representan el 2.7 por ciento del total asignado a la Semarnat y el 0.0188 por ciento del gasto programable del PPEF 2021.

Es decir, en términos de presupuesto esto representa una reducción de 1 millón 950,000 pesos constantes con respecto al año anterior y de 28.8 por ciento respecto al último año del sexenio anterior.

Ante ello, Alejandro Castillo, desde Pronatura Noroeste, concluye: “Además de la pérdida de financiamiento, este tipo de reconocimientos muchas veces vienen acompañados de apoyos para fortalecer capacidades que permiten tener acceso a recursos internacionales que pudieran ser invertidos en México para la conservación. Creo que esto también es una pérdida de oportunidades”. N