Paro en la Línea C: un metrodelegado insultó y le impidió trabajar a una conductora que quería hacerlo

·2  min de lectura
Tenso cruce entre una conductora de la Línea C y un delegado gremial
Tenso cruce entre una conductora de la Línea C y un delegado gremial

Luego de la interrupción de la Línea C de subtes, debido a la medida de “autodefensa” tomada por los trabajadores de Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP), se desencadenó un tenso cruce entre un delegado gremial y la conductora de una de las formaciones que se negó a adherir al paro que se llevó a cabo esta tarde desde las 14 hasta las 16.

“Soy una obrera y tengo el derecho de adherirme o no. No es una monarquía, no es una obligación”, argumentó una de las conductoras de una formación de la Línea C.

La mujer protagonizó esta tarde una acalorada discusión con unos de los delegados gremiales que le insistía para que se sumara a la medida de fuerza. “Todos tus compañeras están en la calle, bol..”, la insultó el hombre. A los gritos la mujer argumentó que no se sentía apoyada por la agrupación sindical. “¿Uds me apoyaron?, ¿vos hiciste algo por mí?, cuestionó la trabajadora ferroviaria.

Según pudo saber LA NACION a raíz de la tensa pelea la empresa ferroviaria Emova está avanzando en la presentación de una denuncia por violencia de género contra el delegado por los insultos a la conductora.

La medida de fuerza

Según expresó en un comunicado la empresa EMOVA - ex Metrovías- la medida de “autodefensa” adherida por gran parte de los trabajadores se desencadenó como respuesta a una sanción aplicada a un conductor y su posterior reubicación, “sumado a una supuesta falta de diálogo con los delegados gremiales sobre el tema”.

Desde la empresa argumentaron que el último año el conductor sancionado había incurrido en diversos incumplimientos y fallas operativas, “detectadas y limitadas por los dispositivos de control y monitoreo que impiden que las mismas afecten la seguridad del sistema”. Es por tal motivo que señalaron que se dispuso, además de una suspensión disciplinaria, la reubicación temporal del trabajador “como medida precautoria”.

“La reubicación no representa para el colaborador ninguna modificación de sus condiciones laborales actuales como el horario y lugar de trabajo o su salario, entre otras; con la única excepción del cambio de funciones”, completaron desde EMOVA.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.