Parlatino pide sean restituidos todos los trabajadores afectados por la crisis

Agencia EFE

Panamá, 30 abr (EFE).- El Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parlatino) pidió este jueves que los trabajadores afectados por la crisis de la COVID-19 sean "todos restituidos en sus puestos en la medida que se vaya conjurando la emergencia", que hará perder el 12,4 % de las horas de trabajo en América según la OIT.

En una declaración a propósito de la conmemoración mañana del Día Internacional de los Trabajadores, el Parlatino exhortó a los empleadores "en todos los niveles, para que de ninguna manera prolonguen los efectos de corto plazo de la pandemia y disminuyan la tasa de empleos y contrataciones, generando así graves efectos socioeconómicos y humanitarios".

El organismo integrado por 23 parlamentos regionales reiteró el pedido a los poderes públicos a "que apliquen acciones específicas orientadas a apoyar, de manera inmediata y tanto cuanto sea necesario, a los asalariados, los trabajadores autónomos, los trabajadores informales, los desempleados y las empresas, especialmente las pequeñas y medianas empresas, y los sectores más afectados por esta pandemia".

El Parlatino hizo además un reconocimiento al "enorme esfuerzo, verdaderamente heroico" de los trabajadores "que poniendo en riesgo sus vidas concurren a sus lugares de trabajo para mantener funcionando servicios básicos y la cadena de suministros esenciales" en los países en los que se han impuesto cuarentenas.

La Organización Internacional de Trabajo (OIT) dijo el miércoles que calcula que en el segundo semestre del año debido a los confinamientos y otras medidas para frenar el contagio del nuevo coronavirus, se perderá el 12,4 % de las horas de trabajo en América, la región del mundo más perjudicada.

América, junto con África, fue además la región con la mayor proporción de trabajadores informales con pérdida de ingresos (81 %) en el primer mes de medidas de aislamiento social contra la pandemia, seguida de y en Europa y Asia Central (70 %).

La crisis ha tenido un especial impacto negativo en la economía informal, de la que viven más de la mitad de los trabajadores del mundo (2.000 de los 3.300 millones globales), por lo que la OIT estima que 1.300 millones de trabajadores, "corren peligro inminente de ver desaparecer sus fuentes de sustento", añadió el organismo.

(c) Agencia EFE