El Parlamento venezolano recibe, de forma simbólica, la sede de la embajada en Brasil

Caracas, 2 ene (EFE).- El presidente del Parlamento de Venezuela, Jorge Rodríguez, recibió este lunes -de forma simbólica- la sede de la embajada venezolana en Brasil, de manos de movimientos sociales que la ocuparon para evitar que fuese "tomada" por representantes del antichavista Juan Guaidó, reconocido como presidente interino del país caribeño por el Gobierno del saliente Jair Bolsonaro.

El líder del Movimiento Sin Tierra (MST) de Brasil, Joao Pedro Stedile, encabezó el acto, transmitido por el canal estatal Venezolana de Televisión (VTV), en el que apuntó que esta entrega "simbólica" es una muestra de la reconstrucción de las relaciones entre Venezuela y el gigante suramericano.

Por su parte, Rodríguez, quien se encuentra en Brasil desde este domingo, como representante del Gobierno de Venezuela para participar en la toma de posesión del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, recordó que en 2019, seguidores de Guaidó intentaron "tomar" esta residencia y que fueron los movimientos sociales brasileños los que defendieron las instalaciones y al personal venezolano.

"Estoy muy orgulloso de todos ustedes y estoy muy agradecido de los movimientos populares de Brasil que aquí se mantuvieron y son quienes permiten hoy, (...) quienes nos entregan esta casa (...) Jamás Venezuela olvidará el gesto, olvidará la solidaridad", dijo el parlamentario.

Tras el triunfo de Lula en las elecciones presidenciales de Brasil, celebradas en octubre pasado, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, manifestó, mediante un comunicado, su "mejor disposición y buena voluntad para, juntos, fortalecer los lazos de amistad".

Por su parte, Lula, quien mantuvo una muy estrecha amistad con el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez y que tiene vínculos similares con Maduro, adelantó que, una vez asumiera el Gobierno, restablecería las relaciones con Venezuela en todos los planos.

El restablecimiento de lazos se hizo oficial este domingo cuando Rodríguez acudió al acto de toma de posesión en el que Lula reforzó su firme compromiso en el combate a las desigualdades de todo tipo que dividen a la población y "atrasan" el desarrollo de su país.

(c) Agencia EFE