El Parlamento tunecino pasará de 217 diputados a 161 en los próximos comicios

·2  min de lectura

Túnez, 16 sep (EFE).- Los próximos comicios legislativos en Túnez, previstos el 17 de diciembre, se basarán en listas uninominales a dos vueltas- en sustitución a los partidos políticos- y el número de diputados pasará de 217 a 161 después de que el presidente de la República, Kais Said, enmendara la ley electoral un año y medio después de haber disuelto el Parlamento.

Según el nuevo decreto ley, publicado anoche en el Boletín Oficial del Estado (JORT), los candidatos deben ser mayores de 23 años, que al menos uno de sus progenitores sea tunecino y poseer únicamente esta nacionalidad. Asimismo deberá carecer de antecedentes judiciales y residir en la circunscripción en la que se presenta.

Para participar en la carrera electoral deberá presentar además su programa ante la Instancia Superior Independiente para las Elecciones (ISIE) junto a una lista de 400 firmas legalizadas de electores residentes en su provincia y que respeten el principio de paridad entre hombres y mujeres.

Por último, el texto recoge que los miembros del Gobierno, jefes de gabinete de ministerios, magistrados, gobernadores y secretarios generales de estos, jefes de misiones diplomáticas y consulares, imanes y presidentes de instituciones y asociaciones deportivas sólo podrán presentar su candidatura un año después de haber concluido su cargo.

"Hemos pasado a una nueva etapa de la historia tunecina (...) tras los precedentes simulacros de elecciones", defendió el dignatario durante el Consejo de Ministros celebrado este jueves, en el que aseguró que la legitimidad del diputado dependerá de los electores y no del partido al que pertenece por lo que su mandato podrá ser revocado si no cumple con sus objetivos.

Por otro lado, Said avanzó que publicará próximamente una enmienda relativa a los miembros del Consejo Nacional Regional y Territorial, que compartirá el poder legislativo junto al Parlamento según la nueva constitución, aprobada el pasado julio en referéndum con el 94,6% de los votos- pese a una abstención récord del 70% del censo- y que instaura un régimen político "ultrapresidencialista" según los analistas.

Por su parte, los partidos opositores, que le acusan de "golpe de Estado", han anunciado su boicot a la consulta mientras algunas formaciones minoritarias apoyan su iniciativa al considerarla una "rectificación" del proceso revolucionario de 2011, que puso fin a dos décadas de la dictadura de Zin El Abidin Ben Ali.

(c) Agencia EFE