El Parlamento recibe 44 propuestas para magistrados electorales de Nicaragua

Managua, 29 abr (EFE).- La Asamblea Nacional (Parlamento) de Nicaragua concluyó este jueves el período de postulaciones para los cargos de magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE), con 44 aspirantes propuestos por diversas fuerzas políticas, de cara a las elecciones de noviembre próximo, en las que el presidente Daniel Ortega aspira a su tercera reelección consecutiva.

"Participaron en este proceso los 19 partidos políticos con personalidad jurídica que existen en el país (...). En total se inscribieron 44 candidatos a magistrado, que fueron propuestos por diputados de las distintas fuerzas políticas existentes en la Asamblea Nacional", dijo la presidenta de la comisión especial de carácter constitucional para Asuntos Electorales, María Auxiliadora Martínez, a través de medios del Gobierno.

Los 44 candidatos, tanto del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), como de la oposición, competirán por sustituir a diez magistrados del CSE, de los cuales siete son propietarios y tres suplentes.

Todos los magistrados serán elegidos por el Parlamento nicaragüense, que al igual que el Poder Electoral, está dominado por una mayoría absoluta de sandinistas.

Martínez informó que el opositor Partido Liberal Constitucionalista (PLC), señalado por diversos grupos disidentes como "colaboracionista" del FSLN, fue el partido con más propuestas, con un total de 14, seguido del partido indígena Yatama ("Hijos de la madre tierra", en lengua miskita), que presentó nueve candidatos en una lista representativa de la Coalición Nacional, uno de los grupos que adversan al Gobierno sandinista.

Les siguieron la Alianza Liberal Independiente (ALN) con ocho, y el FSLN con siete, mientras que el resto de partidos, así como algunos diputados, presentaron candidatos únicos, hasta llegar al total de 44, según Martínez.

El caso del gobernante FSLN, señalado por sus opositores de beneficiarse de supuestos fraudes electorales desde 2007, llamó la atención porque hasta ahora no ha divulgado las identidades de sus candidatos para magistrados electorales.

Actualmente el CSE es presidido por el exguerrillero sandinista Lumberto Campbell, a quien Estados Unidos sancionó en 2019 al señalarlo de fraudes electorales para garantizar la permanencia de Ortega en el poder.

Campbell y el resto de árbitros electorales tienen vencidos sus cargos desde 2016 y 2019, pero los conservan gracias a que hasta ahora el Parlamento no convocaba a una elección de nuevos magistrados, sin explicación alguna.

La convocatoria que se ha cerrado esta tarde llegó luego de que un grupo de senadores de Estados Unidos introdujeron ante el senado de ese país una propuesta de ley denominada "Fortalecimiento de la adhesión de Nicaragua a las condiciones para la reforma electoral", y conocida como "Ley Renacer", que amplía sanciones contra Ortega y sus colaboradores.

Las elecciones del 7 de noviembre serán cruciales para Nicaragua porque significarán la continuidad o el fin del dominio casi absoluto de Ortega sobre la política nicaragüense desde 1979.

(c) Agencia EFE