El Parlamento libio ve "imposible" celebrar elecciones el 24

·2  min de lectura

EL CAIRO (AP) — Celebrar las esperadas elecciones presidenciales de Libia dentro de dos días se ha vuelto “imposible”, según afirmó el miércoles un comité parlamentario libio.

El esperado anuncio era la primera declaración oficial sobre que los comicios no se celebrarían el viernes como estaba previsto, en medio de crecientes desafíos y peticiones de aplazamiento.

El comité encargado de seguir el proceso electoral considera que “es imposible celebrar las elecciones como estaba previsto el 24 de diciembre”, indicó el responsable del equipo, el legislador Al-Hadi al-Sagheir, en una carta al presidente del Parlamento, Aguila Saleh. No especificó si se había fijado otra fecha para los comicios o se habían cancelado por completo.

La comisión electoral del país disolvió comités electorales el martes por la noche y nunca publicó una lista definitiva de candidatos, como debía hacer.

Cientos de personas habían presentado candidaturas, incluidas varias personas conocidas que fueron inhabilitadas, como un hijo del fallecido dictador Moamar Gadafi, derrocado y asesinado en un alzamiento respaldado por la OTAN en 2011.

Al-Saghueir dijo que su comité había alcanzado su conclusión tras “revisar reportes técnicos, judiciales y de seguridad”. Instó a Saleh, que suspendió sus tareas para sumarse a la carrera presidencial, a regresar a su puesto para “movilizar esfuerzos” y ayudar a “redibujar un plan” para reavivar el proceso político.

La votación enfrentaba muchos desafíos, como disputas sobre las leyes electorales y combates ocasionales entre grupos armados. Otros obstáculos son la arraigada división entre este y oeste del país y la presencia de miles de combatientes y tropas extranjeras en el país norteafricano.

Libia se sumió en el caos tras el alzamiento de 2011 y quedó dividida entre dos gobiernos rivales: uno en el este, respaldado por el comandante militar Khalifa Hifter, y otro gobierno en el oeste con apoyo de Naciones Unidas y base en la capital, Trípoli. Cada uno está aliado con diferentes milicias y potencias extranjeras.

En abril de 2019, Hifter y sus fuerzas, respaldadas por Egipto y Emiratos Árabes Unidos, lanzaron una ofensiva para intentar capturar Trípoli. La campaña fracasó después de que Turquía redoblase su apoyo militar al gobierno reconocido por la ONU con cientos de tropas y miles de mercenarios sirios.

Un cese el fuego en octubre de 2020 permitió crear un gobierno de transición y convocar elecciones el 24 de diciembre. El destino de ese gobierno era ahora incierto, ya que el mandato del gobierno terminaba el 24 de diciembre, según el comité parlamentario.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.