Parlamento de Irak aprueba primer gobierno en un año

Esta foto proveída por la Oficina de Prensa del Parlamento de Irak muestra a Mohammed Shia al-Sudani, candidato a primer ministro, hablando en la sesión parlamentaria para votar sobre el nuevo gobierno, el 27 de octubre del 2022. (Oficina de Prensa del Parlamento de Irak vía AP) (ASSOCIATED PRESS)

BAGDAD (AP) — El Parlamento de Irak le dio el jueves su voto de confianza a un nuevo gabinete, poniendo fin a un impasse político de un año y marcando el primer gobierno desde 2005 sin miembros del bloque de un influyente clérigo chií.

Una mayoría de los 253 parlamentarios presentes votaron para nombrar a 21 ministros, mientras que dos de los cargos — el Ministerio de Construcción y Viviendas y el Ministerio del Ambiente — quedaron sin decidirse. Pese a ello, el gabinete aprobado constituye un quorum.

El gabinete encabezado por el primer ministro Mohammed Shia al-Sudani es el primero desde 2005 que no incluye a miembros del bloque del influyente clérigo chií Muqtada al-Sadr.

Irak celebró elecciones adelantadas hace más de un año como resultado de las protestas multitudinarias contra el gobierno que comenzaron en octubre de 2019 en Bagdad y en el sur del país para exigir una reforma al sistema político implementado tras la invasión estadounidense de 2003.

Después de las elecciones, que le dieron pluralidad a la alianza encabezada por Al-Sadr, las disputas políticas internas demoraron la formación de un gobierno por más de un año, impulsadas en su mayoría por la rivalidad entre Al-Sadr y el ex primer ministro Nouri al-Maliki, quien cuenta con respaldo de Irán.

El bloque de Al-Sadr se retiró del Parlamento en medio del estancamiento. En julio, luego de la nominación de al-Sudani como premier por parte de partidos apoyados por Irán, seguidores de Al-Sadr irrumpieron en la Zona Verde y en el edificio del parlamento.

Durante el siguiente mes estallaron peleas callejeras entre los partidarios de Al-Sadr y miembros de las rivales Fuerzas de Movilización Popular que dejaron al menos 30 muertos y decenas de heridos. Luego de los choques, Al-Sadr retiró a sus seguidores del Parlamento.

Tras la retirada, los rivales de Al-Sadr en la Estructura de Coordinación encabezada por Al-Maliki consiguieron forjar una alianza con partidos kurdos y suníes para formar gobierno.