El Parlamento hondureño aprueba la emisión de bonos para la deuda de una estatal eléctrica

Agencia EFE

Tegucigalpa, 28 may (EFE).- El Parlamento de Honduras aprobó este jueves la emisión de 600 millones de dólares en bonos para financiar deudas de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), que atraviesa una crisis financiera desde hace varios años.

La emisión fue aprobada con dispensa de dos debates y con el apoyo del 63 de los 128 diputados del Parlamento, en una sesión virtual en la que solo participaron solo 117 legisladores.

Los diputados opositores Edgardo Castro y Luis Redondo lamentaron que no se les explicó detalladamente para qué servirán los recursos aprobados.

“Era necesario que estuviera aquí un funcionario de la ENEE o de la Comisión Reguladora Energía Eléctrica (CREE) para que nos detallara el destino de estos recursos”, dijo Castro, legislador del partido Libertad y Refundación (Libre, posición), que lidera el depuesto expresidente hondureño Manuel Zelaya.

La diputada oficialista Teresa Cálix lamentó que el Parlamento continúe aprobando más recursos para la empresa estatal eléctrica, cuando en el departamento de Olancho, de donde es originaria, casi todo el día no tiene suministro de energía.

“En Olancho funcionamos con 4 megas (megavatios) y necesitamos 17”, enfatizó Cálix, diputada por el Partido Nacional (en el poder).

Por su parte, la ministra de Finanzas, Rocío Tábora, dijo que la emisión de bonos es "una excelente oportunidad" para que Honduras salga al mercado internacional en "momentos difíciles" por la pandemia de la COVID-19.

La funcionaria aseguró además que el monto aprobado forma parte de la reforma del sector eléctrico del país centroamericano.

La ENEE atraviesa por una crisis económica en parte por fallas administrativas y técnicas que arrastra desde hace varios años, según las autoridades locales, que señalan que para reducir las pérdidas de la institución se requiere "grandes inversiones".

El Gobierno de Honduras inició en octubre de 2019 un proceso de ordenamiento, automatización y modernización de las finanzas de la ENEE, cuyo rescate se ejecutará en dos etapas: la primera contempla una serie de reformas operativas, financieras e institucional, y la segunda está orientada a crear un plan de inversión.

Honduras tiene una demanda que ronda los 1.700 megavatios y es suplida por plantas de la ENEE y empresas privadas, algunas de ellas funcionando con derivados del petróleo y otras mediante sistema solar y eólico.

(c) Agencia EFE