El Parlamento francés sanciona a un diputado por mostrar una bandera palestina

El diputado del partido de izquierda radical La Francia Insumisa (LFI) Sébastien Delogu ondea una bandera palestina durante una sesión de control al gobierno en la Asamblea Nacional francesa (cámara baja), en París, el 28 de mayo de 2024 (Miguel Medina)
El diputado del partido de izquierda radical La Francia Insumisa (LFI) Sébastien Delogu ondea una bandera palestina durante una sesión de control al gobierno en la Asamblea Nacional francesa (cámara baja), en París, el 28 de mayo de 2024 (Miguel Medina)

La Asamblea Nacional (cámara baja) francesa impuso este martes la máxima sanción posible a un diputado de izquierda radical, que mostró una bandera palestina durante una sesión de control al gobierno.

Sébastien Delogu, del partido La Francia Insumisa (LFI), provocó un revuelo en el hemiciclo al mostrar la bandera palestina, mientras un ministro respondía a una pregunta de otra diputada izquierdista sobre el bombardeo israelí en la Rafah, en la Franja de Gaza.

La presidenta de la Asamblea, Yaël Braun-Pivet, suspendió una reunión y convocó la mesa directiva de la cámara baja, que decidió excluirlo durante 15 días con los votos favorables del oficialismo, la derecha y la extrema derecha.

La oposición de izquierdas se opuso a la sanción que incluye privar al diputado durante dos meses de su asignación parlamentaria.

"Ondeando una bandera palestina, ¿el presidente [Emmanuel Macron] se despertará por fin y dirá que tiene que dejar de vender armas" a Israel y pedirá "el reconocimiento del Estado de Palestina?", dijo Delogu a la prensa tras su acto.

El incidente se produjo el mismo día en que tres países europeos --España, Irlanda y Noruega-- reconocieron formalmente el Estado de Palestina como una forma, en su opinión, de contribuir a la paz, paso que Francia no ha dado al estimar que aún no es el momento.

La alianza centrista de Macron se muestra dividida sobre este reconocimiento, que provoca la ira de Israel, y muestra de esta indecisión, el primer ministro, Gabriel Attal, evitó responder a la pregunta de la diputada ecologista Cyrielle Châtelain sobre si "sí o no" daría el paso.

En su respuesta, Attal acusó en cambio a la parlamentaria de no "pedir claramente" la "liberación" de los rehenes en manos del movimiento islamista palestino Hamás, pese a que Châtelain empezó su intervención pidiendo dicha liberación.

El mortal ataque del 7 octubre de Hamás en suelo israelí y la sangrienta respuesta de Israel en la Franja de Gaza desde entonces desató las tensiones en Francia, que cuenta con la mayor comunidad judía de Europa y a millones de musulmanes.

El último incidente se produce en plena campaña de las elecciones al Parlamento Europeo, previstas del 6 al 9 de junio. La situación en Gaza es uno de los ejes de campaña para LFI, que cuenta en su lista de candidatos con la jurista franco-palestina Rima Hassan.

tjc/mb